12 octubre
Con base en la piel del pulpo, los científicos crearon una piel con base en silicona que tiene una superficie elástica capaz de transformarse a través de una textura tridimensional.
Con base en la piel del pulpo, los científicos crearon una piel con base en silicona que tiene una superficie elástica capaz de transformarse a través de una textura tridimensional.

Miami

El pulpo es un experto ocultándose gracias a su constitución, que le permite estirarse, doblarse y conseguir que su piel adopte otra forma. Inspirados por estas destrezas, un grupo de científicos estadounidenses anunció este jueves en la revista Science haber inventado un material similar.

Se trata de una piel con base en silicona que tiene una superficie elástica capaz de transformarse a través de una textura tridimensional.

"Los ingenieros han desarrollado muchas formas sofisticadas para controlar la forma de materiales suaves y elásticos, pero queríamos hacerlo de manera rápida, fuerte y fácil de controlar", explicó el autor principal del estudio, James Pikul, profesor adjunto de Ingeniería Mecánica y Mecánica Aplicada de la Universidad de Pensilvania.

"Estábamos atraídos por lo capaces que son los cefalópodos a la hora de cambiar la textura de su piel, por lo que les estudiamos y nos inspiramos en los músculos que permiten a los cefalópodos controlar su textura y aplicamos estas ideas en un método para controlar la forma suave y elástica de los materiales", explica.

El material cambia de forma usando unos bultos hechos en 3D que se parecen a las papilas que los pulpos usan para camuflarse.

Los científicos esperan que un día este material pueda usarse para cubrir a robots que exploren y estudien a animales en su hábitat natural con el fin de no ser atacados.

También prevén un uso militar para camuflar a robots en áreas peligrosas.

Etiquetado como: