Por: Michelle Soto 9 octubre, 2014
En Milwaukee, Estados Unidos, sí se logró ver el eclipse lunar. | AP
En Milwaukee, Estados Unidos, sí se logró ver el eclipse lunar. | AP

Aunque la lluvia y la nubosidad impidieron que los ticos vieran el eclipse lunar en el Valle Central , países como Japón, Australia y Estados Unidos sí lograron observar el satélite natural “sonrojarse”.

la madrugada de este miércoles ocurrió el segundo eclipse total de Luna en lo que va del año. El primero tuvo lugar el 15 de abril. Para 2015 se prevén dos más: uno el 4 de abril y otro el 28 de setiembre. Ambos serán visibles en Asia, Australia y América.

Un eclipse total de luna se da cuando la Tierra se interpone entre el satélite natural y el Sol. El color rojizo es la sombra del planeta proyectada sobre la fase de luna llena.

“Durante un eclipse lunar, la mayor parte de la luz pasa a través de la estratosfera, donde se torna de color rojizo debido a la dispersión”, explicó Richard Keen, de la Universidad de Colorado (EE. UU.).

Para este segundo eclipse, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) advirtió de que el fenómeno solo se verá en América del Norte (en zonas cercanas al océano Pacífico), en el este de Asia y Australia, así como algunos sitios de Perú y Colombia.

Geoff Wyatt, astrónomo del Observatorio de Sídney (Australia), fue uno de los afortunados y calificó el hecho de espectacular. “Aunque las nubes se interpusieron, lo vimos en su totalidad y, por supuesto, lo mejor es ver ese color marrón rojizo adorable”, dijo.

En Japón, las personas lo observaron desde las terrazas de los rascacielos, a pesar de que el cielo estaba parcialmente nublado.

“Cuando el Sol, la Luna y la Tierra quedan alineados, me da la impresión de que también formamos parte del sistema solar”, expresó Yoshiko Yoneyama .