1 septiembre, 2013
Los investigadores mezclaron el esperma con un líquido de conservación y liofilizaron el conjunto, lo que permite conservar el semen a 4 grados Celsius
Los investigadores mezclaron el esperma con un líquido de conservación y liofilizaron el conjunto, lo que permite conservar el semen a 4 grados Celsius

TOKIO

Dos científicos japoneses anunciaron la apertura de un banco de esperma de animales en peligro de extinción, para lo que utilizaron una técnica de liofilización que, según ellos, podría permitir el nacimiento de especies en otros planetas.

Este equipo del Instituto de experimentación en animales de la Universidad de Kioto consiguió conservar esperma extraído de dos especies amenazadas de primates y de un tipo de jirafa, explicó el profesor Takehito Kaneko a la AFP.

Los investigadores mezclaron el esperma con un líquido de conservación y liofilizaron el conjunto, lo que permite conservar el semen a 4 grados Celsius -una temperatura más elevada y menos exigente en consumo de energía que las técnicas tradicionales de conservación.

El equipo de Kaneko, que consiguió liofilizar el esperma de rata y de ratón, explicó que estos espermatozoides permanecían viables cinco años después.

"Los científicos pueden de esta manera tener accesos a informaciones genéticas más fácilmente, lo que significa que podríamos ayudar a conservar a las especies amenazadas", añadió Kaneko.

Esta técnica no se aplicó aún al esperma humano, pero podría investigarse en un futuro, señaló el investigador, quien anunció que su próximo objetivo es desarrollar un método similar para óvulos.

"Esto puede parecer un sueño, pero podríamos en un futuro llevar las informaciones genéticas al espacio", dijo. En el caso que un hombre colonizara otros planetas, por ejemplo, esta técnica podría ayudar a establecer allí especies de animales.

Etiquetado como: