2 febrero, 2016
Los arqueólogos hallaron caparazones en la cueva de Qessem a unos 10 km al este de Tel Aviv.
Los arqueólogos hallaron caparazones en la cueva de Qessem a unos 10 km al este de Tel Aviv.

Jerusalén

Además de su régimen alimenticio conocido hasta ahora, compuesto de vegetales y carne de caza, los humanos prehistóricos comían tortugas, según informó un grupo de investigadores de la Universidad de Tel Aviv, en Israel.

Estos reptiles eran consumidos con regularidad hace 400.000 años, según se deduce de los carapazones que fueron hallados en la cueva de Qessem, a unos 10 kilómetros al este de Tel Aviv, explicó Avi Gopher, uno de los autores del estudio.

Esos animales ya eran consumidos en la época del pleistoceno, que precede al paleolítico, pero la novedad en Qessem es que "los vestigios hallados indican que fueron preparados y cocinados", explicó Gopher.

"Eso nos da una idea muy precisa de los métodos empleados por esos hombres para cocinar las tortugas", declaró.

Los descubrimientos indican a su juicio una posible división del trabajo: "es probable que los niños y los ancianos atraparan a las tortugas , una presa fácil, mientras que los adultos cazaban animales más difíciles de capturar".

Esto "añade una dimensión humana rica, una mayor profundidad culinaria y cultural, sobre lo que ya sabemos de esos hombres", explica Gopher.

Los resultados del estudio, llevado a cabo por arqueólogos israelíes, españoles y alemanes, fueron publicados en Quaternary Science Reviews, una revista especializada en prehistoria.