Además, hospital dará soporte en el nacimiento de los sextillizos del México

Por: Patricia Recio 13 mayo, 2015
El Calderón Guardia cuenta con un equipo de seis neonatólogos que estarían disponibles para atender ambos partos. | RAFAEL PACHECO/ARCHIVO
El Calderón Guardia cuenta con un equipo de seis neonatólogos que estarían disponibles para atender ambos partos. | RAFAEL PACHECO/ARCHIVO

Las alarmas en el Hospital Calderón Guardia están encendidas no solo por el soporte que brindarán en el nacimiento de sextillizos en el Hospital México, sino porque este centro médico también está a la espera de dos partos de cuatrillizos.

El primero podría ocurrir en unas semanas, pues la madre tiene 26 semanas de embarazo; al otro todavía le falta un poco más, pues va por la semana 16 de gestación, precisó el director del Calderón, Arnoldo Matamoros, a La Nación.

Según él, la logística que tienen prevista para el alumbramiento más próximo de cuatrillizos sería similar a la que se alista para los sextillizos; es decir, coordinarán para tener apoyo de otros hospitales y médicos. “Será hasta que lleguen los cuatrillizos cuando se determine si será necesario que ellos también se apoyen en otros centros”, expresó Matamoros.

El médico considera poco probable que ambos nacimientos (sextillizos y cuatrillizos) se den al mismo tiempo, pero ese es uno de los escenarios que han contemplado.

“En ese caso se tiene planeado que más recursos entren a colaborar”, adelantó.

Aún no se tiene pronosticada una fecha para los partos de cuatrillizos. Lo recomendado es que los bebés puedan alcanzar las 28 semanas.

Matamoros reconoció que el centro médico atiende un segundo caso de embarazo cuádruple. Esta otra mujer tiene 16 semanas de gestación, por lo que no se encuentra internada, sino que recibe atención como paciente externa. No se reveló su edad ni lugar de residencia.

Confianza. El director aseguró que el Calderón Guardia cuenta con seis neonatólogos disponibles en tiempo ordinario. Este es el mismo equipo de especialistas que se trasladaría al México para apoyar el parto de los sextillizos.

Ante los retos médicos que se avecinan, Matamoros admitió que los servicios de Neonatología de ese centro médico se encuentran saturados pues por la zona que cubre este hospital, “casi todo converge aquí”.

La capacidad de atención y la definición de cuántos bebés dejarán internados en uno u otro hospital se definirá cuando lleguen al mundo, de acuerdo con el estado de salud que presenten, dijo.

Matamoros no precisó la cantidad de incubadoras que hay en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal del Calderón, pero aseguró que tienen “bastantes”.

“Son casos especiales, porque son muy prematuros y necesitan un control tremendo”, sostuvo.

En vilo. La gerenta médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), María Eugenia Villalta, manifestó que esperan que el parto de los sextillizos sea la próxima semana.

En este alumbramiento intervendrán cinco hospitales: México, Calderón Guardia, San Juan de Dios, Hospital de las Mujeres y Nacional de Niños.

El plan es que dos de los bebés permanezcan en el Hospital México y los otros cuatro sean trasladados a los otros centros de salud. Colaboró Ángela Ávalos