Por: Andrea Solano B. 16 agosto, 2016
El primate de Gujarat se parecía al lémur ratón gris. | DAVID HARING.
El primate de Gujarat se parecía al lémur ratón gris. | DAVID HARING.

Un conjunto de diminutos huesos descubiertos en una mina de carbón en el estado de Gujarat, India, arroja luz sobre la evolución temprana de los primates, un grupo de mamíferos al que pertenecen los monos, los simios y los seres humanos.

Los huesos encontrados presentan un excelente estado de conservación y pertenecieron a un primate arborícola del tamaño de un ratón, que habitó la Tierra hace unos 54,5 millones de años, según un estudio hecho por investigadores de las universidades John Hopkins y Des Moines . Este animal, ya extinto, tenía una apariencia similar al lémur ratón gris, Microcebus murinus , una especie endémica de la isla de Madagascar.

En su análisis, los científicos concluyen que estos son los restos óseos del primate más antiguo hallados hasta la fecha.

De acuerdo con los investigadores, estos pequeños huesos son considerablemente más primitivos que el fósil más antiguo conocido de los primates, Teilhardina , que apareció por primera vez en depósitos a principios de la época del Eoceno, hace casi 56 millones de años.

También son más viejos que un esqueleto relativamente completo del primate Archicebus achilles , encontrado recientemente en China y con una antigüedad de unos 55 millones de años. “Todos los demás huesos de primates descubiertos hasta ahora alrededor del mundo pertenecen a uno u otro de los dos grupos: Strepsirrhini (estrepsirrinos) o Haplorhini (haplorrinos). Pero muchos de los huesos de Gujarat muestran características que no pertenecen a ninguno de los dos”, declaró el paleontólogo Kenneth Rose , profesor emérito del Centro de Anatomía Funcional y Evolución de la Universidad John Hopkins.

Rose y su equipo determinaron que los primates de Gujarat son descendientes cercanos del ancestro común que dio origen a los adapoides y los omómidos (los miembros más antiguos de los estrepsirrinos y los haplorrinos, respectivamente). El estudio se publicó en la revista Journal of Human Evolution.

Etiquetado como: