Serán de uso civil y militar

 2 agosto

Cayena, Francia

El lanzador europeo Vega colocó en órbita, en la noche del martes, dos satélites de observación, uno de ellos dedicado a los efectos del cambio climático sobre la vegetación.

El lanzador partió desde el centro espacial de Kourou en la Guayana francesa con dos satélites para uso civil y militar a cuenta de Italia, Francia e Israel, indicó en un comunicado Arianespace, la empresa de lanzamiento.

El más ligero de la gama de lanzadores europeos despegó el martes a las 10:56 p.m. hora de Kourou, cargando los satélites OPSTAT-3000 y un Venus.

El lanzandor llevaba dos satélites, uno de ellos para observación relacionada con el cambio climático.
El lanzandor llevaba dos satélites, uno de ellos para observación relacionada con el cambio climático.

Venus (Vegetation and Environment monitoring on a New Micro Satellite) es el primer satélite de observación de la vegetación dedicado al cambio climático, desarrollado en conjunto por el Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES) y la Agencia Espacial israelí.

Durante dos años y medio el microsatélite tomará fotografías cada dos días de 110 sitios seleccionados en el mundo para entender la evolución de la vegetación, del carbono y del impacto del cambio climático en los ecosistemas naturales y la agricultura.

El segundo objetivo de Venus será el de estudiar, durante un año, el sistema israelí de propulsión eléctrica.

OPTSAT-3000, es un programa de observación de la Tierra para el Ministerio de Defensa italiano. Este se compone de satélites ópticos de alta resolución y un segmento terrestre para el control en órbita, la planificación de

adquisición y procesamiento de imágenes.

El centro guayanés disparó ocho lanzadores desde que comenzó el año.

Se trata de la misión 291 efectuada por Arianespace desde Kourou.

Etiquetado como: