5 julio, 2013

París. AFP Investigadores japoneses han logrado crear un hígado humano a partir de las células madre pluripotentes inducidas (iPs), extraídas de la piel, lo que abre nuevas perspectivas para los enfermos en espera de un trasplante, según un estudio en la revista Nature.

Los científicos de la Universidad de Yokohama implantaron en un ratón un proyecto de hígado que se fue transformando en un órgano vascular con las propiedades de un hígado humano. El tejido hepático humano utilizado pudo producir proteínas específicas con una función depurativa, lo cual permitió mejorar la supervivencia de los ratones con problemas hepáticos.

Todavía es pronto para afirmar que la técnica funcionará en los seres humanos. “De algún modo mostramos la validez de nuestro enfoque”, declaró el doctor Takanori Takebe, autor del avance, antes de señalar que las primeras pruebas clínicas con seres humanos no llegarán antes de 10 años.

Los científicos utilizaron células pluripotentes inducidas (iPs); es decir, células adultas reprogramadas para rejuvenecer hasta obtener las propiedades de las células madre embrionarias.

En el laboratorio, las células adultas son llevadas a un estado casi embrionario, lo que les permite obtener cuatro nuevos genes (inactivos normalmente en las células adultas) y volver a una fase de inmadurez con la capacidad de diferenciarse en todos los tipos celulares en función del medio en que se encuentran.

“La estrategia es prometedora y representa un gran avance”, declaró el doctor Duszko Ilic, especialista del Kings College de Londres.

Etiquetado como: