29 enero, 2015
La estrella está situada a unos 117 años luz de la Tierra. | NASA
La estrella está situada a unos 117 años luz de la Tierra. | NASA

Washington. EFE Un grupo de astrónomos halló una estrella, bautizada como Kepler-444, un 25% más pequeña que el Sol y bastante más fría, pero, con sus 11.200 millones de años, casi triplica en edad al astro rey.

Las observaciones del telescopio Kepler permitieron descubrir esta estrella, situada a unos 117 años luz de la Tierra y alrededor de la cual orbitan cinco planetas, que completan su órbita en menos de 10 días.

Están muy cerca de Kepler-444 y, por ello, se descarta que la vida pueda prosperar en estos cinco planetas, cuyo tamaño oscilaría entre la pequeñez de Mercurio (el planeta más pequeño del sistema solar) y la razonable envergadura de Venus, el tercero en cuanto a tamaño, de menor a mayor, publicó la revista Astrophysical Journal.

El descubrimiento “abre la posibilidad a la existencia de vida antigua en la galaxia”, según los científicos de las universidades de Birmingham (Reino Unido), Iowa (EE. UU.) y Sídney (Australia), autores del hallazgo.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores se dedicaron, durante cuatro años, a analizar las observaciones del telescopio Kepler, que fue lanzado por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) en marzo de 2009 .

Etiquetado como: