15 agosto, 2016
El musgo establece relaciones ecológicas con otras especies de plantas, insectos y microorganismos. Su ausencia, a causa de la extracción ilegal, podría provocar un desequilibrio en el bosque. | ALONSO TENORIO
El musgo establece relaciones ecológicas con otras especies de plantas, insectos y microorganismos. Su ausencia, a causa de la extracción ilegal, podría provocar un desequilibrio en el bosque. | ALONSO TENORIO

Todo comenzó con el musgo, explica un estudio publicado el lunes, que sugiere que esta planta es la causa de las cantidades de oxígeno que permitieron a los animales y seres humanos prosperar en la Tierra.

Hace unos 470 millones de años, el musgo comenzó a proliferar, proporcionando al planeta su primera fuente de oxígeno estable y permitiendo el desarrollo de formas de vida inteligente, según el estudio publicado en las Actas de la Academia de Ciencia estadounidense (PNAS).

"Es emocionante pensar que sin la evolución del modesto musgo, ninguno de nosotros estaría aquí hoy", dijo Tim Lenton, profesor de la Universidad de Exeter y coautor del trabajo.

"Nuestro estudio sugiere que las primeras plantas terrestres fueron sorprendentemente productivas y generaron un aumento importante en la cantidad de oxígeno en la atmósfera", afirmó.

El oxígeno apareció por primera vez en la atmósfera de la Tierra hace 2.400 millones de años, durante lo que se conoce como la Gran Oxidación, pero el oxígeno no alcanzó sus niveles actuales hasta hace unos 400 millones de años.

Algunos científicos han desarrollado la teoría de que los bosques fueron los responsables de incrementar los niveles de oxígeno, pero los autores del estudio de PNAS difieren de ellos.

A partir de simulaciones por computadora para recrear el pasado, los investigadores calculan que los líquenes y los musgos podrían haber generado cerca del 30% del oxígeno en la Tierra hace alrededor de 445 millones de años.

Este aumento en los niveles de oxígeno "permitió que evolucionara una extensa, móvil e inteligente vida animal, incluyendo la humana", afirma el estudio.

Etiquetado como: