31 agosto, 2013

WASHINGTON

Un cañón de al menos 750 kilómetros de largo y 800 metros de profundidad fue descubierto bajo los hielos de Groenlandia gracias a observaciones por satélite, indicaron el jueves investigadores.

Esta formación geológica comparable en parte al Gran Cañón del Colorado, en el oeste estadounidense, existía probablemente antes de que los hielos cubrieran Groenlandia en el curso de los últimos millones de años.

"Nuestro hallazgo muestra que aún quedan muchas cosas por descubrir en nuestro planeta", comentó el profesor Jonathan Bamber, de la escuela de ciencias geográficas de la Universidad de Bristol (Reino Unido) y principal autor de esta investigación.

Los científicos utilizaron datos de radar de miles de kilómetros provenientes de aviones y satélites y recogidos sobre todo por la NASA, la agencia espacial estadounidense, así como por investigadores británicos y alemanes durante el curso de varias décadas.

Al analizar todos esos datos, los investigadores descubrieron que el cañón se extendía casi desde el centro de Groenlandia para finalizar en la extremidad norte de un fiordo profundo del océano Ártico.

Según afirman, el cañón juega un importante papel para transportar las aguas subglaciales del interior del casquete glaciar hacia el océano.

Los trabajos fueron financiados por el programa "ice2sea" de la Unión Europea y el Consejo Británico de Investigación Medioambiental (NERC).

Etiquetado como: