Por: Monserrath Vargas L. 22 agosto, 2013
 Twisted Shotgun Panic Cave se mostró en el evento | GOOGLE PARA LN
Twisted Shotgun Panic Cave se mostró en el evento | GOOGLE PARA LN

Videojuegos para computadora o PC, dispositivos móviles y hasta para la consola de $100 Ouya se mostraron, anoche, en el Club Nómada Este , en Plaza Antares, en Mercedes, Montes de Oca.

La curiosidad llevó a más de un curioso a aceptar la invitación extendida por la Asociación Internacional de Desarrolladores de Videojuegos (IGDA), en su capítulo costarricense, para conocer ocho juegos de video ideados por ticos.

Las creaciones expuestas ayer, desde las 6 p. m. y hasta las 9 p. m., nacieron en enero de este año, en la maratónica de desarrollo Global Game Jam 2013 de la mano de 30 jóvenes. Tener la posibilidad de mostrarse fue una de las principales motivaciones para participar en el evento de anoche.

Emilio Monge aseguró que la exposición es importante porque, por ejemplo, “la gente comenzó a notar la existencia de cineastas ticos hasta que se empezaron a ver películas nacionales”.

A Monge le gustaría que suceda la mismo con la naciente industria de los videojuegos en el país.

Monge, Diego Paut, Antonio Zamora y Alexánder Barquero crearon Instic, que se juega en PC.

En él, los jugadores deben encontrar a los otros usuarios sin saber exactamente dónde están. “Como si se jugara ‘la anda’ o ‘escondidas’, pero a oscuras”, explicó.

Sergio Morales, Eduardo Ramírez, Gustavo Moya y Markus Villalobos, responsables del videojuego Twisted Shotgun Panic Cave , aprovecharon la oportunidad para mostrar el modo de dos jugadores, en la consola Ouya.

Esquivel explicó que el juego consiste en disparar a enemigos que se generan de forma aleatoria en el campo de juego.

Etiquetado como: