Generación eléctrica con aires acondicionados y una muñequera contra síndrome de túnel carpal, son algunos de los proyectos destacados en esta actividad nacional.

Por: Irene Rodríguez 10 noviembre
Estos son los jóvenes de cuatro de los proyectos que competirán por un cupo para la Feria Internacional de Tecnología. En la fila superior se ven Kevin Gómez y Allan Vega del COVAO, Luis Fernando Ríos del Liceo UNESCO de Pérez Zeledón y Eyleen Calvo del CTP de Acosta. En la fila inferior están Kenneth Gutiérrez, André Arias y Fernanda Alfaro del Colegio Científico de San Carlos, Luciana Angulo, Luis Méndez y Alisson Ruiz del CTP de Carrillo, Guanacaste. Foto: Albert Marín.
Estos son los jóvenes de cuatro de los proyectos que competirán por un cupo para la Feria Internacional de Tecnología. En la fila superior se ven Kevin Gómez y Allan Vega del COVAO, Luis Fernando Ríos del Liceo UNESCO de Pérez Zeledón y Eyleen Calvo del CTP de Acosta. En la fila inferior están Kenneth Gutiérrez, André Arias y Fernanda Alfaro del Colegio Científico de San Carlos, Luciana Angulo, Luis Méndez y Alisson Ruiz del CTP de Carrillo, Guanacaste. Foto: Albert Marín.

André Arias, María Fernanda Alfaro y Kenneth Gutiérrez, estudiantes del Colegio Científico Costarricense de San Carlos, querían conseguir una forma de generar energía eléctrica de forma limpia.

Exploraron cuatro posibles fuentes y, finalmente, se inclinaron por el condensador que tienen los aires acondicionados.

Se percataron de que el movimiento de rotación de este aparato podía producir una pequeña cantidad de energía.

Ilusionados, trabajaron en el prototipo que fue reconocido con una mención honorífica la mañana de este viernes en la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología, que tuvo lugar en las instalaciones deportivas de la Universidad de Costa Rica (UCR), en Mercedes de Montes de Oca.

“Estamos aprovechando algo llamado ‘energy harvesting’ (cosechamiento de energía), en el que se genera una fuente pequeña de energía, en este caso eléctrica. Esto no va a iluminar una casa completa o a tener la energía para que funcione el aire acondicionado, pero es muy útil para dispositivos de bajo consumo”, manifestó Alfaro.

Arias también explicó: "la idea es aprovechar la energía que ya el aire acondicionado de por sí produce".

A parte de la mención honorífica, la mayor recompensa de estos tres muchachos es que su proyecto resultó ser uno de los seis que participarán en la competencia Costa Rica ISEF Challenge, a efectuarse durante el mes de diciembre en el país.

Ahí buscarán un cupo para la Feria Internacional de Tecnología de Intel, que será en mayo del 2018 en Estados Unidos.

“Ahora nos quedan unas semanas para pulir el proyecto y dar lo mejor de nosotros”, indicó Gutiérrez, esper.
André Arias, Fernanda Alfaro y Kenneth Gutiérrez celebran el haber obtenido el derecho de participar por un cupo en la competencia ISEF. Foto: Albert Marín.
André Arias, Fernanda Alfaro y Kenneth Gutiérrez celebran el haber obtenido el derecho de participar por un cupo en la competencia ISEF. Foto: Albert Marín.
Más ganadores

Ellos no fueron los únicos en inspirarse en el aire acondicionado y conseguir un pase a al feria internacional.

Fabián Chacón, del Colegio Teresiano San Enrique de Ossó en Coronado, San José, tenía claro la alta contaminación producida por muchos tipos de aire acondicionado y quería hallar una solución para crear una opción menos contaminante.

“Encontré unas plaquitas pequeñas, de 4 x 4 centímetros. Se llaman células termoeléctricas o células Peltier. Tienen la característica de que pueden enfriar o calentar al mismo tiempo, porque por una cara enfrían y por otra calientan”, relató el joven.

Luego explicó que Youtube fue clave.

"Vi gente que hizo neveras pequeñas para mantener frías unas latas de refresco. Yo pensé que entonces con eso se podía crear un buen aire acondicionado y me puse a trabajar. Ahora voy a seguir con este proyecto", aseguró el muchacho, quien recibió la noticia de haber sido seleccionado cuando iba de camino a Playa Tambor, para disfrutar de su paseo de quinto año.

La célula Peltier también fue utilizada con un fin muy diferente, por Allan Vega y Kevin Gómez, del Colegio Vocacional de Artes y Oficios (Covao) diurno, en Cartago.

Ellos dieron con una solución contra el síndrome del túnel carpiano y crearon una muñequera que brinda masajes y ofrece terapias con temperatura.

El síndrome del túnel carpiano es una afección en la que existe una presión excesiva en el nervio mediano, que permite la sensibilidad y el movimiento de la extremidad. Este puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.

“Mi mamá trabajaba planchando ropa y comenzó a sentir dolores en la muñeca. Luego vimos que otras personas, como compañeras de secretariado, también lo tenían. Entonces quisimos buscar una solución”, indicó Vega.

Su muñequera tiene dos funciones que se prueban por aparte o de forma simultánea: dar masaje al nervio para desinflamarlo, o bien, someterlo a terapias de contraste de frío y calor con la ayuda de la célula Peltier.

Muchos de estos jóvenes no se conocían, pero a partir de hoy comienzan un proceso para pulir sus proyectos de cara a buscar un cupo para la Feria Internacional de Tecnología. En la foto, de izquierda a derecha: Fernanda Alfaro, Eyleen Calvo, André Arias, Alisson Ruiz, Kenneth Gutiérrez, Luis Fernando Ríos, Luis Méndez, Allan Vega, Luciana Angulo y Kevin Gómez. Ellos fueron galardonados por sus proyectos. Foto: Albert Marín.
Muchos de estos jóvenes no se conocían, pero a partir de hoy comienzan un proceso para pulir sus proyectos de cara a buscar un cupo para la Feria Internacional de Tecnología. En la foto, de izquierda a derecha: Fernanda Alfaro, Eyleen Calvo, André Arias, Alisson Ruiz, Kenneth Gutiérrez, Luis Fernando Ríos, Luis Méndez, Allan Vega, Luciana Angulo y Kevin Gómez. Ellos fueron galardonados por sus proyectos. Foto: Albert Marín.
Proyección a la comunidad

Heilyn Calvo, del Colegio Técnico Profesional (CTP) de Acosta, fue otra de las concursantes. Ella quería encontrar una solución para mejorar el cultivo de café en su zona.

"Yo soy de Bajo Calvo, a unos 13 kilómetros del centro de Acosta. He visto cómo los cultivos cada vez son menores. Mi papá es una persona sin estudios y durante mucho tiempo trabajó en plantaciones, y el trabajo no era constante. Muchas veces pasamos situaciones económicas muy feas. Por eso quise ayudar a la gente de mi lugar", enfatizó la muchacha.

Ella pretende germinar variedades de café in vitro en un invernadero, y posteriormente lograr que se puedan recuperar las plantaciones cafetaleras en la zona.

“Gracias a la biotecnología podemos hacerlas más resistentes y de mayor calidad”, manifestó Calvo.
Heilyn Calvo, del Colegio Técnico Profesional de Acosta busca ayudar a mejorar las plantaciones de café. Foto: Albert Marín.
Heilyn Calvo, del Colegio Técnico Profesional de Acosta busca ayudar a mejorar las plantaciones de café. Foto: Albert Marín.

Unos jóvenes de Santa Cruz de Guanacaste también quisieron dar un aporte a la comunidad en la que viven. Alirio Méndez, Luciana Angulo y Alison Ruiz crearon los llamados "Bloques Nutricionales Tempisque".

¿De qué tratan? Un bloque nutricional es un producto alimentario elaborado a partir de materiales ricos en su composición para proveer a animales (especialmente ganado) de las proteínas, vitaminas, minerales y nutrientes que requieren. E

De igual manera, inspirados en la agricultura, Yaricsa Segura, Prisly Segura y Luis Fernando Ríos, del Liceo Unesco, en Pérez Zeldón, diseñaron una técnica para extraer hormonas vegetales del bambú y de la miel con el fin de favorecer el crecimiento de tallos, hojas y frutos de las plantas de pepino.

Su objetivo es mejorar y potenciar los cultivos de este vegetal (el pepino) y así aumentar su producción y comercialización.

10 de noviembre del 2017. Instalaciones deportivas de la UCR, Sabanilla. Premiación de los ganadores de la Feria Nacional de Ciencias y Tecnología. Los primeros lugares podrán participar en la ISEF, concurso realizado y patrocinado por INTEL. En la foto: Luis Fernando Ríos del Liceo UNESCO de Pérez Zeledón (izq) recibe su premio y el derecho de participar en la feria internacional ISEF. Foto: Albert Marín.
10 de noviembre del 2017. Instalaciones deportivas de la UCR, Sabanilla. Premiación de los ganadores de la Feria Nacional de Ciencias y Tecnología. Los primeros lugares podrán participar en la ISEF, concurso realizado y patrocinado por INTEL. En la foto: Luis Fernando Ríos del Liceo UNESCO de Pérez Zeledón (izq) recibe su premio y el derecho de participar en la feria internacional ISEF. Foto: Albert Marín.
Lo que viene

Estos seis proyectos destacados en la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología, también competirán con otros seis propuestas que se elegirán en la ExpoIngeniería, para luego obtener un lugar en el ISEF Challenge, internacional.

La justa, en Costa Rica, se efectuará el próximo 7 y 8 de diciembre, en las instalaciones del Centro Nacional de Alta Tecnología (CENAT) en Pavas.

Esta actividad es organizada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), la empresa INTEL y el Laboratorio Nacional de Nanotecnología (Lanotec).

Después de eso, los proyectos seleccionados recibirán tutoría para ser mejorados y pulidos con miras al certamen internacional.

Más reconocimientos

Esta es la edición número 31 de la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología. En esta ocasión participaron 289 estudiantes (119 de primaria y 170 de colegio) en 154 proyectos.

Las propuestas estaban relacionadas con diversos temas en las áreas de Biología, Ciencias Ambientales, Ciencias de la Computación, Ciencias de la Tierra y del Espacio, Ciencias Sociales y Humanidades, Física y Matemática, Ingeniería y Tecnología, Química y Salud y Medicina.

El comité organizador otorgó 46 reconocimientos en las diferentes categorías.