31 diciembre, 2015

Seúl. EFE. El Gobierno de Corea del Sur anunció que pondrá en marcha en el 2016 su programa de exploración lunar con el objetivo de lanzar una primera sonda que aterrice en el satélite terrestre en 2020.

La primera fase del proyecto, que se llevará a cabo entre 2016 y 2018, consistirá en tareas de investigación y el envío de un orbitador, con un presupuesto de 197.800 millones de wones ($169 millones), informó el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Seúl en un comunicado.

Corea del Sur planea desarrollar el orbitador y su estación de tierra de forma independiente y con tecnología propia, según el Ministerio.

No obstante, Seúl aspira a colaborar más adelante con las agencias aeroespaciales de otros países.

La segunda fase del proyecto incluirá el lanzamiento de un cohete también desarrollado con tecnología propia, y que llevaría a bordo la sonda que aterrizaría en la Luna y un vehículo de exploración no tripulado.

El plan es llegar con una sonda a la luna en 2020. | ARCHIVO
El plan es llegar con una sonda a la luna en 2020. | ARCHIVO

En marzo del año pasado, Corea del Sur probó con éxito el motor de la tercera etapa de su próximo cohete, el primero fabricado íntegramente con tecnología del país asiático, lo que supuso un importante paso para dicha nación.

A principios de 2013, la nación asiática pasó a la historia al convertirse en el decimotercer país en lanzar con éxito al espacio un cohete propio, el Naro-1, y poner en órbita un satélite tras dos intentos fallidos en 2009 y 2010.

No obstante, aquel vehículo era de fabricación surcoreana solo parcialmente, pues la primera etapa de lanzamiento fue construida en el centro espacial Khrunichev ruso. Además, la segunda etapa fue producida por un consorcio de 150 empresas surcoreanas lideradas por el Instituto Aeroespacial de Corea del Sur.