2 febrero, 2015

Nueva York, Estados Unidos

Los científicos que ocuparon los encabezados noticiosos a finales de marzo del 2014 al anunciar que habían encontrado evidencia sobre el universo primigenio ahora se están retractando de sus aseveraciones. Nuevos datos muestran que sus observaciones cósmicas ya no respaldan esa conclusión.

El anuncio original causó sensación porque parecía aportar evidencia de que el universo se expandió rápidamente un instante después de su nacimiento, en lo que los científicos llaman inflación cósmica. Muchos creen en esa noción, pero los investigadores esperaban respaldarla al encontrar un rasgo particular en la luz que quedó del universo primigenio.

La teoría del
La teoría del "Big Bang" asegura que un estallido inicial dio origen al universo.

Esta señal es lo que los científicos afirmaban haber encontrado en sus observaciones al cielo tomadas desde el Polo Sur, en un proyecto llamado BICEP2. Sin embargo, en un nuevo documento presentado para su publicación, "estamos efectivamente retractando la afirmación", dijo Brian Keating, de la Universidad de California en San Diego y miembro del equipo del BICEP2.

"Es decepcionante", declaró en una entrevista telefónica el viernes después de que la Agencia Espacial Europea (ESA) publicó los resultados. "Es como enterarse de que no existe Santa Claus, pero es importante conocer la verdad".

El nuevo análisis fue dirigido por los investigadores de BICEP2 y científicos que trabajaron con el satélite europeo Planck, que proporcionó nuevos datos para ayudar a interpretar las observaciones originales.

Básicamente, dijo Keating, el análisis muestra que la fuente de la señal detectada por el BICEP2 no es necesariamente del universo primigenio. En vez de eso, es igual de probable que provenga de polvo en nuestra galaxia, lo que significaría que no ofrece la evidencia que el proyecto BICEP2 decía tener.

Esa posibilidad había sido planteada por otros científicos poco después del anuncio realizado en marzo de 2014. Cuando el equipo del BICEP2 publicó sus resultados en junio reconoció que podría haber sido engañado por el polvo, pero se mantuvo firme en sus conclusiones iniciales.

Keating dijo que la búsqueda de la señal del universo primigenio continuaría. Y el nuevo análisis ha servido, añadió, para mostrar cómo evitar ser confundidos por el polvo cósmico.