Científicos realizaron investigación con ratones

Por: Monserrath Vargas L. 31 octubre, 2014

Un mosquito lo pica, usted se rasca e inmediatamente la picazón en su piel aumenta. Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington descubrió a qué se debe este fenómeno.

Los ratones a los que se les bloqueó la serotonina mostraron menor comezón.
Los ratones a los que se les bloqueó la serotonina mostraron menor comezón.

Cuando la persona se rasca, las células nerviosas de la médula espinal se encargan de tranmistir esa información desde la piel hasta el cerebro y este a su vez genera serotonina, según explicó Zhou-Feng Chen, uno de los científicos involucrados en el estudio publicado en la revista Neuron.

"A medida que la serotonina se extiendía desde el cerebro a la médula espinal, se encontró que puede pasar de las neuronas sensibles al dolor, a las células nerviosas que influyen en la intensidad de la picazón", aclaró Zhou-Feng Chen.

La investigación se realizó con ratones, a los que se les inyectó una sustancia que les producía comezón y luego se les bloqueó la segregación de serotonina. El resultado fue que estos ratones se rascaron menos.

A pesar del descubrimiento, los investigadores aseguraron que no es una buena alternativa regular la serotonina, pues está involucrada en el crecimiento, el envejecimiento, el metabolismo óseo y en la regulación del humor.

En cambio, valoraron la posibilidad de interrumpir la comunicación entre la serotonina y las células de la médula espinal, para disminuir el picor.