Por: Monserrath Vargas L. 28 noviembre, 2016

Álvaro Mata es un costarricense que se desempeña como director del Instituto de Bioingeniería Queen Mary de la Universidad de Londres, ciudad donde él radica.

El tico participó como conferencista en el Life Sciences Forum 2016 , celebrado en octubre de este año, en San José.

Mata conversó con La Nación sobre la innovación en materiales para la creación de dispositivos médicos.

¿Cuáles son los materiales más novedosos para el desarrollo de dispositivos médicos?

En mi charla me enfoqué en materiales para implantes y para recubrimientos, con el fin de hacer que estos sean más amigables con el cuerpo humano. Sin embargo, hay toda una clase de dispositivos médicos para el desarrollo de medicamentos que no necesariamente se piensan para ser implantados, sino más bien se utilizan para recrear el cuerpo humano en el laboratorio y hacer estudios de entendimiento de enfermedades, y a la vez para probar diferentes fármacos, moléculas, terapias, sin tener que hacer experimentos en personas.

¿Hay dispositivos médicos a nivel microscópico?

Quiero quitar la idea de que un dispositivo médico es un implante de cadera o una válvula del corazón: pueden ser nanopartículas que lleven células para terapias celulares, que puedan actuar de forma localizada (...). Hay polímeros, cerámicas, metales, entre otros.

¿Cúáles son las últimas tendencias en el diseño de este tipo de dispositivos?

El conocimiento del microbioma, todas las bacterias y microbios que tenemos dentro. Todos los órganos, todas las áreas de nuestro cuerpo, están llenos de billones de microbios, y estos cambian. Ahora se está viendo que todos ellos tienen un efecto importantísimo en el comportamiento celular (...). Esto a lo que está apuntando es que debemos diseñar nuestros materiales y dispositivos no solo pensando en cómo interactúan con las células, sino con ese ambiente de microbios que están en el cuerpo.

¿Qué otros aspectos se deben tomar en cuenta?

Otro aspecto es el sistema inmunológico. Hoy en día se está curando a pacientes con cáncer, estimulando su sistema inmunológico con las inmunoterapias. También se están desarrollando materiales que, a la hora de implantarlos, puedan guiar la reacción inmunológica, ya que esta tiene células que podrían atacar al implante o a ayudarlo.

”Todo depende un poco del conocimiento biológico y médico; estos son algunos ejemplos de cosas nuevas que 10 años atrás no se utilizaban en el desarrollo de los materiales. Si una empresa va a hacer un material para un dispositivo nuevo, es probable que tome esto en cuenta”.