La felina silvestre fue vista acechando y cazando en bosque al norte del país

Por: Andrea Solano B. 12 enero, 2015

Niebla, la caucel que fue liberada hace cinco semanas en el Parque Nacional Volcán Arenal, fue captada por una de las cámaras colocadas para seguir sus pasos.

Esta felina fue puesta en libertad el pasado 2 de diciembre, luego de ser rehabilitada en el Centro de Rescate Las Pumas, ubicado en Cañas, Guanacaste.

Esther Pomareda, bióloga de ese centro, comentó que la primera revisión del material fotográfico registrado por la cámara se hizo el pasado 15 de diciembre.

Una pequeña figura de un animal con su lomo manchado y larga cola les fue familiar de inmediato. “Niebla fue captada caminando por el bosque el mismo día y en el mismo lugar de su liberación”, confirmó Pomareda.

En días posteriores, las cámaras registraron más apariciones de la caucel en esa área boscosa.

“En una de las tomas, la vemos cazando, lo cual nos da mucha tranquilidad, pues quiere decir que está logrando subsistir por ella misma”, destacó Pomareda.

La caucel, bautizada como Niebla, aparece en varias imágenes desde el primer día de su liberación, el pasado 2 de diciembre. Se ve en buenas condiciones. | CENTRO LAS PUMAS
La caucel, bautizada como Niebla, aparece en varias imágenes desde el primer día de su liberación, el pasado 2 de diciembre. Se ve en buenas condiciones. | CENTRO LAS PUMAS

El caucel ( Leopardus wiedii ) es una de seis especies de felinos silvestres que hay en Costa Rica, todas en peligro de extinción.

Sobreviviente. Niebla había sido trasladada a Las Pumas en marzo pasado desde una finca ganadera en Zarcero de Alajuela, donde la hallaron cuando era solo una cría, oculta en un tronco.

Pomareda y la veterinaria Martha Cordero se ocuparon de alimentarla y prepararla para que pudiera regresar y sobrevivir en su hábitat natural.

Con el fin de seguir la pista del animal, antes de su liberación se colocaron 12 cámaras trampa en una zona de 235 hectáreas.

De acuerdo con Pomareda, la última vez que los equipos captaron una imagen de Niebla, fue el pasado 12 de diciembre.

“Después de ese día ya no se le ha visto más; sin embargo, los guardaparques del Parque Nacional nos han reportado avistamientos”, resaltó la bióloga.

En este periodo los lentes también han comprobado la presencia de aves, como zorzales, palomas, pinzones y una pava, que pueden servir como presas para la alimentación de la caucel.

Otras especies identificadas son manigordos, saínos, conejos, zorros y tepezcuintles.

Pomareda agregó que durante su visita a la zona de liberación logró observar huellas del animal.

“Esa es otra pista más de Niebla. También estamos muy contentos porque las cámaras no han registrado presencia humana y eso nos tranquiliza”, dijo la experta a La Nación.

La próxima revisión de fotos se hará a finales de enero y se aprovechará para trasladar algunas cámaras que están muy adentro en el bosque a la zona donde han visto a la felina.

“Para nosotros, es muy gratificante el hecho de que Niebla haya superado la prueba y haya logrado sobrevivir un mes después de su liberación, pues sabemos que los primeros días son los más difíciles”, resaltó Pomareda.

Las cámaras fueron donadas por la empresa Helados Sensación y el proyecto se coordinó con el Programa de Vida Silvestre del Área de Conservación Arenal Huetar Norte, del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).