Por: Monserrath Vargas L. 19 junio, 2014
El parque perdió hace poco a un nilgo de $25.000. | FABIÁN HERNÁNDEZ.
El parque perdió hace poco a un nilgo de $25.000. | FABIÁN HERNÁNDEZ.

Africa Safari Adventure Park exhibe no solo un nuevo nombre, sino también instalaciones más remozadas. Sin embargo, hay un peligro que acecha a los animales de este zoológico, según Rodrigo Soto, gerente del lugar.

“Esta práctica está inmersa en la cultura guanacasteca. Uno lo comprende porque hay gente que tiene el hábito, desde hace muchos años. El problema es que no buscan áreas apropiadas para la caza, y les es indiferente si se participa en propiedades privadas, independientemente del daño que puedan causar en estas o a las especies”, dijo Soto.

El día en que La Nación visitó este parque guanacasteco, los encargados hallaron muerto a un nilgo –una especie de antílope de gran tamaño y cuernos pequeños– valorado en $25.000 ( cerca de ¢14 millones).

“Nos dimos cuenta el fin de semana de la cacería; entonces, pusimos vigilancia que trató de ahuyentar a los cazadores de buena forma. Sospechamos que hay venganza, de alguna manera. Estamos pensando tomar medidas serias, como pagar más seguridad o electrificar mallas”, manifestó Soto.

El encargado comentó que no solo se pierden especies, sino que esto interfiere con los procesos de negociación del parque para adquirir otros animales, pues tenían intenciones de cambiar al nilgo por una pareja de hipopótamos, por ejemplo.