Los primeros vuelos de estas naves deberían realizarse en 2017

 16 septiembre, 2014

Washington

El contrato cubre un total de seis misiones
El contrato cubre un total de seis misiones

La NASA anunció que Boeing y SpaceX construirán las dos primeras naves espaciales privadas capaces de transportar a astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI), con el objeto de poner fin a la dependencia estadounidense de los Soyuz rusos.

Se trata de un contrato potencial de $6.800 millones, precisó el jefe de la NASA, Charles Bolden, quien hizo el anuncio en el Centro Espacial Kennedy cerca de Cabo Cañaveral, en Florida.

A Boeing se le atribuyó la mayor parte del contrato con $4.200 millones, mientras los restantes $2.600 millones irán para SpaceX.

"Hoy hemos dado un paso de gigante que nos acerca a la posibilidad de enviar a nuestros astronautas desde suelo estadounidense en una nave espacial estadounidense", añadió Bolden.

Además, "la sociedad entre Boeing y SpaceX promete generar la oportunidad de que más personas experimenten la emoción de hacer vuelos espaciales", dijo Bolden, también un astronauta.

"Confiar a la industria privada la responsabilidad de manejar el transporte hacia y desde la órbita terrestre baja, permite a la NASA concentrarse más en un ambicioso vuelo a Marte", agregó.

Los primeros vuelos de estas naves privadas deberían tener lugar en 2017.

El contrato cubre un total de seis misiones habitadas hacia la EEI para cada una de las dos compañías.

Estados Unidos quedó sin una nave espacial de propiedad del Gobierno para transporte de carga o tripulación a la estación, luego de que la NASA diera de baja al programa de transbordadores espaciales en 2011. Desde entonces, depende de los Soyuz rusos para viajar a la EEI.

Etiquetado como: