Un estudio publicado en PNAS evaluó la actividad cerebral de 57 bebés

Por: Monserrath Vargas L. 15 julio, 2014
Los bebés fueron sometidos a una prueba llamada magnetoencefalografía (MEG)
Los bebés fueron sometidos a una prueba llamada magnetoencefalografía (MEG)

Los bebés comienzan a entrenar su cerebro desde meses antes de pronunciar sus primeras palabras.

Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) asegura que los niños de entre siete y 11 meses de edad pueden distinguir la diferencia entre los sonidos de todas las lenguas hasta los ocho meses de vida, pero es de ahí en adelante cuando sus cerebros empiezan a centrarse sólo en los sonidos que escuchan a su alrededor.

Los 57 bebés que participaron en el estudio escucharon sílabas características de su lengua materna (inglés) y otras de una lengua extranjera (español), mientras que su actividad cerebral era monitoreada.

Así se descubrió que los sonidos que los niños escuchaban estimulaban "un área auditiva del cerebro llamada giro temporal superior, así como en el área de Broca y el cerebelo, donde se encuentran las regiones corticales responsables de la planificación de los movimientos motores necesarios para el habla", aseguraron los investigadores.

Estos hallazgos permiten concluir que es conveniente conversar con los niños, aún cuando estos no hayan pronunciado sus primeras palabras.

"Al oírnos hablar a nosotros se activan, más de lo que inicialmente pensábamos, las áreas de acción en el cerebro de los bebés", explicó la autora principal del trabajo Patricia Kuhl.

Etiquetado como: