En 100 años, población indigena pasó de 25 millones a un millón

Por: Michelle Soto 7 marzo
 La Salmonella pertenece a un género de bacterias cuya infección en seres humanos provoca fiebre, diarrea, cólicos abdominales, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y pérdida de apetito.
La Salmonella pertenece a un género de bacterias cuya infección en seres humanos provoca fiebre, diarrea, cólicos abdominales, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y pérdida de apetito.

El contacto entre aztecas y españoles se tradujo en pérdidas humanas, no solo debido a los enfrentamientos bélicos entre ambos grupos, sino por la introducción de nuevos patógenos que vinieron con los europeos y enfermaron a los indígenas.

Los científicos desconocían cuáles pudieron haber sido esos virus y bacterias, hasta ahora.

Un estudio que involucra a investigadores alemanes, estadounidenses y mexicanos aduce que detrás de una de estas epidemias estuvo la Salmonella, un género de bacterias cuya infección en seres humanos provoca fiebre, diarrea, cólicos abdominales, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y pérdida de apetito.

En el caso de los aztecas, cuyo dominio se concentró en el centro del Valle de México y se extendió a otras ciudades, ese primer contacto con la bacteria que transportaron los españoles resultó mortal.

"Proponemos que Paratyphi C, un tipo de Salmonella enterica, contribuyó al decline de la población indígena en 1545 durante la epidemia coliztli en México", se lee en un adelanto del artículo científico publicado en la plataforma bioRxiv.

Pistas en cementerio

En 1519, y según la revista científica Nature, la población nativa en México se calculaba en 25 millones.

Un siglo más tarde, tras la conquista española y una serie de epidemias que se dieron entre los aztecas, ese número bajó a un millón de personas.

Dos de esas epidemias, acontecidas entre 1545 y 1576, fueron conocidas como cocoliztli, que en lenguaje Nahuatl significa pestilencia.

Se cree que entre siete y 18 millones de personas que vivían en las tierras altas de México fallecieron a causa de las cocoliztli.

El equipo de investigadores, liderado por Johannes Krause del Instituto Max Planck (Alemania), se dedicó a extraer y secuenciar el ADN de los dientes de 29 personas que yacían en el cementerio en el pueblo Teposcolula, ubicado en Yucundaa de Oaxaca (México).

"Este cementerio está relacionado con la epidemia acontecida entre 1545 y 1550, localmente conocida como cocoliztli, cuya causa ha sido tema de debate por 100 años", señalaron los investigadores en el previo del artículo científico.

Los expertos utilizaron una herramienta metagenómica conocida como MALT, la cual permite rastrear el ADN de patógenos antiguos.

Gracias a esta, los investigadores se dieron cuenta de que el material genético de las bacterias, que recuperaron de los dientes hallados en el cementerio, efectivamente coincidía con Salmonella.

Los científicos no se quedaron solo con ese resultado, sino que lograron reconstruir dos genomas antiguos de Salmonella enterica.