30 mayo, 2015
Un guarda vigila el avión Solar Impulse 2 en el aeropuerto Lukou en Nanjing, previo a su partida para cruzar el Oceano Pacífico.
Un guarda vigila el avión Solar Impulse 2 en el aeropuerto Lukou en Nanjing, previo a su partida para cruzar el Oceano Pacífico.

Nankín, China.

El avión revolucionario Solar Impulse 2 despegó de China este domingo para intentar su vuelo de seis días sobre el océano Pacífico.

Propulsado solo por energía solar y con el suizo André Borschberg, de 62 años, a los mandos, el avión despegó de Nankín rumbo a Hawai a las 2:40 a.m. hora local para un vuelo de 8.500 km hasta las islas estadounidenses a las que se espera llegará tras 130 horas, dijeron los organizadores.

El otro piloto es el también suizo Bertrand Piccard, quien esta vez quedó en tierra.

El vuelo había sido aplazado varias veces debido a un clima desfavorable y desde el 21 de abril estaba varado en la ciudad oriental de Nankín.

El Solar Impulse 2 no ha sobrevolado nunca un océano ni ha permanecido en el aire más de 24 horas, por lo que esta travesía representa un reto tecnológico y una hazaña aeronáutica históricos.

Las alas de este revolucionario avión están tapizadas con más de 17.000 células fotovoltaicas. El equipo desea promover con este viaje el uso de la energía renovable, sobre todo la solar.

El Solar Impulse 2 partió el 9 de marzo de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos). Ha hecho escala en Omán, India, Birmania y China.

En total, el aparato tiene que recorrer 35.000 km, a una modesta velocidad media de 50 a 100 km/h, y cruzar dos océanos.

Este periplo, a 8.500 metros de altitud como mucho, iba a durar en principio cinco meses, con 25 días de vuelo efectivo, antes de regresar a Abu Dhabi.

Etiquetado como: