La nitidez de la imagen es esencial para que la mano robótica atrape a una nave de aprovisionamiento al arribar

 20 octubre
El comandante Randy Bresnik y el maestro convertido en astronauta Joe Acaba se dedicaron a reemplazar una cámara borrosa ubicada en una nueva mano robótica, instalada hace dos semanas.
El comandante Randy Bresnik y el maestro convertido en astronauta Joe Acaba se dedicaron a reemplazar una cámara borrosa ubicada en una nueva mano robótica, instalada hace dos semanas.

Dos astronautas realizaron una caminata espacial el viernes, para dar un poco de nitidez al ojo del brazo robótico de la Estación Espacial Internacional (EEI).

La tarea principal del comandante Randy Bresnik y el maestro convertido en astronauta Joe Acaba era reemplazar una cámara borrosa ubicada en una nueva mano robótica, instalada hace dos semanas.

El paseo espacial estaba previsto para hace unos días, pero la NASA tuvo que dedicar más tiempo a la planificación.

La nitidez es esencial para que la mano robótica atrape a una nave de aprovisionamiento al arribar. La tarea era apremiante, ya que la próxima entrega de suministros está prevista para dentro de unas semanas.

Orbital ATK, uno de los proveedores comerciales de la NASA, planea lanzar una nave de carga desde Virginia el 11 de noviembre.

Al salir, Bresnik advirtió que sobrevolaban Puerto Rico.

"No me digas" , respondió Acaba, el primer astronauta de ascendencia puertorriqueña. Sus padres nacieron allí y tiene familiares en la isla devastada por el huracán María.

"Hay una multitud mirando hacia arriba y sonriendo cuando te preparas para salir por esa puerta" , dijo Bresnik.

Fue la tercera caminata espacial en dos semanas. En las dos primeras, Bresnik salió con Mark Vande Hei. La del viernes sería la última de este año.

A principios del año próximo, los astronautas reemplazarán la mano en el extremo opuesto del brazo robótico de 17,6 metros (58 pies) , el principal aporte de Canadá a la estación. Los mecanismos originales de captura muestran desgaste desde la colocación del brazo en 2001.

El complejo orbital, que vuela a 400 kilómetros (250 millas) de altura, alberga actualmente a tres estadounidenses, dos rusos y un italiano.