Por: Monserrath Vargas L. 13 enero
La caminata empezó minutos despúes de lo esperado, a las 6:22 a.m.
La caminata empezó minutos despúes de lo esperado, a las 6:22 a.m.

Los astronautas Shane Kimbrough y Thomas Pesquet colocaron nuevas baterías de iones de litio en la Estación Espacial Internacional (EEI), este viernes 13 de enero.

Estas baterías tienen la mitad del tamaño de un refrigerador doméstico, pero, a diferencia de las que estaban antes, son capaces de acumular una carga mayor y conservarla por más tiempo, reportó la AFP.

Para Pesquet, de origen francés, esta fue su primera caminata espacial. Mientras Shane Kimbrough, comandante de la tripulación de la EEI, ya había realizado una primera salida de 6 horas y 35 minutos la semana pasada, con la también estadounidese Peggy Whitson, para instalar las tres primeras baterías.

Entre las labores que debieron realizar este viernes se encuentran la de conectar tres baterías de iones de litio adicionales, que se suman a las instaladas la semana anterior en la EEI. Asimismo, debieron colocar placas adaptadoras y establecer las conexiones eléctricas.

Las baterías empleadas pesan cerca de 194 kilos, por lo que para movilizarlas, los astronautas utilizaron un brazo robótico llamado Dextre o "Diestro", el cual también se encargó de remover las antiguas baterías de níquel-hidrógeno.

En total, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) pretende reemplazar unas 48 baterías en los próximos años.

Estas fuentes de poder, acumulan la corriente eléctrica generada por las enormes olas solares para mantener los equipos en marcha cuando la estación se encuentra del lado nocturno de la Tierra.

La mayoría de las baterías viejas serán lanzadas de regreso a principios de febrero para consumirse en la atmósfera junto con la nave de carga japonesa que las entregó el mes pasado.

Los astronautas terminaron de colocar las baterías mucho antes de los previsto, a las tres horas ya lo tenían resuelto. La caminata estaba programada para 6:30 minutos.