18 diciembre, 2013

París. AFP. Geólogos australianos abrieron ayer la tentadora pero controvertida posibilidad de que la Antártida sea rica en diamantes.

En un artículo publicado en la revista Nature Communications , un equipo de científicos reportó el hallazgo de kimberlita, una roca ígnea volcánica que suele contener diamantes, en las montañas Príncipe Carlos en la Antártida oriental.

Las muestras no revelaron la existencia de diamantes y el estudio, que tenía como objetivo examinar la geología de la región y no las posibilidades mineras, no preveía cuantificar esta piedra preciosa.

Sin embargo, la investigación indicó que la huella del mineral es idéntica a otras halladas en otros lugares del mundo, donde se han encontrado diamantes.

“Las muestras son típicas en textura, mineralogía y geoquímica a las kimberlitas del grupo 1 de localidades más clásicas”, señaló el estudio, dirigido por Greg Yaxley, de la Universidad Nacional Australiana en Camberra.

Un tratado de protección de la Antártida, firmado en 1961 y actualizado con un protocolo ambiental en 1991, prohibe en cualquier actividad relacionada con minería.

Etiquetado como: