Recorrerá un total de 1.000 kilómetros desde punta Burica en el sur hasta bahía Salinas en el norte.

 29 enero, 2013

Osa (Redacción). La ya conocida nadadora alemana, Renate Herberger, quien se dio a conocer hace cinco años en nuestro país como la defensora del mar, está de vuelta en Costa Rica para cumplir su sexto viaje consecutivo.

Ella sigue pregonando un mensaje de cambiar de actitud para salvar el mar y sus seres vivos.

A su paso por nuestro país, este martes estuvo cerca de playa Dominicalito, en el cantón de Osa, donde cumplió sus 20 kilómetros diarios de nado.

Como es tradición antes de hacer contacto con el mar, la atleta entona una canción y hace una oración en donde le pide al mar permiso para estar en él algunas horas.

Esta atleta nacida hace 57 años, en el pueblo de Deccgingen (Alemania), se crió cerca del mar en Badén Badén y actualmente vive en Sidney, una pequeña isla de la costa de Canadá.

“La meta es tratar de dar un mensaje de cambio para no seguir causándole daño al mar y a los seres vivos que habitan en él. Y así no seguir contribuyendo a los efectos del cambio climático y a la destrucción de nuestro planeta”, comentó.

La nadadadora salió el pasado 5 de enero desde Punta Burica y recorrerá 1.000 kilómetros hasta llegar a bahía Salinas.

Tiene previsto nadar unos 20 kilómetros diarios durante los tres meses que durará la travesía.

En tierra, al pasar por diferentes lugares, impartirá charlas y talleres sobre el contenido de su mensaje.