Sentir las emociones de otras personas podría resultar especialmente útil en entornos competitivos porque la vinculación permitiría anticipar mejor las acciones de los oponentes

Por: Carolina Ruiz Vega 28 noviembre, 2013
videojuegos
videojuegos

El mimetismo, esa sincronía o vinculación que sucede cuando la gente se imita entre sí producto de sus interacciones, no solo sucede cuando los interlocutores se comunican cara a cara, sino también, cuando interactúan vía computadoras.

Así lo determinó un estudio de la Universidad Aalto, en Finlandia, en el cual los participantes interactuaron con un videojuego al tiempo que se monitoreaba su actividad cerebral.

En el videojuego se turnaban escenarios que a veces implicaban cooperar como un equipo en contra de la computadora y otras veces, competir entre ellos.

Los investigadores vieron que los jugadores mostraron emociones similares y ondas cerebrales similares en ocasiones similares.

“Entre más competitivo fue el juego, más en sintonía fueron las respuestas emocionales de los jugadores pues más emociones positivas comenzaron a reflejar el uno al otro”, aseguraron en el sitio de la universidad.

Consideran que sentir las emociones de otras personas podría resultar especialmente útil en entornos competitivos porque la vinculación permitiría anticipar mejor las acciones de los oponentes.