• Inclusión sin límites:
    una oportunidad laboral para personas con discapacidad

    En nuestro país, el 60% de las personas con discapacidad se encuentra desempleado por falta de oportunidades. Por esto, Taco Bell tiene más de 10 años llevando a cabo un proyecto que abre las puertas laborales a esta población.

    Imagínese enviar su currículo a decenas de empresas con la esperanza de obtener una oportunidad de trabajo y no recibir una respuesta positiva... o una respuesta en lo absoluto. Esta es, sin duda, una situación a la que se enfrentan miles de costarricenses.

    Ahora, imagínese que ese rechazo no esté relacionado con su título académico o con su conocimiento de otro idioma; sino más bien porque le falta una extremidad o porque sus capacidades auditivas son limitadas.

    Esta es la situación a la que se enfrenta todos los días la población con discapacidad de nuestro país, y una realidad que Bryan Umaña tuvo que digerir con tragos amargos por mucho tiempo, pues tras perder su brazo derecho en un accidente en motocicleta, encontrar trabajo se convirtió en una odisea.

    “En tres meses fui a 30 empresas y ninguna me abrió las puertas”, recuerda Umaña, quien ahora labora para Taco Bell, bajo la sombrilla del proyecto ‘Inclusión sin límites’, que brinda empleo a personas con discapacidad.

    Así como Bryan, nuestro país cuenta con otras 297.000 personas, entre 15 y 65 años, con algún tipo de discapacidad, según el Censo del 2011.

    Desde el momento del estudio, la cifra de desempleo en esa población ascendió al 60%, aún cuando sus integrantes cuentan con las habilidades y la capacidad para desempeñarse en un trabajo digno, de acuerdo con datos brindados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

    El término correcto para llamar o definir a esta población es personas con discapacidad y no “discapacitados” o “inválidos”

    A pesar de que existen programas de capacitación para empresas y planes de inserción laboral, la escasez de oportunidades de empleo para las personas con discapacidad es un tema sensible para las autoridades; sobretodo porque los obstáculos van ligados a los prejuicios y las limitantes que imponen las empresas, según dice Martha Zamora, directora nacional de Seguridad Social y miembro de junta directiva del Consejo Nacional de Personas con Discapacidad del MTSS.

    *Según el primer Plan Nacional de Inserción Laboral para la Población con Discapacidad en Costa Rica, 2012.

    “El gran reto es eliminar las barreras que le ponemos a esta población. Muchas veces lo discapacitante no está en la persona sino en el ambiente laboral. El trabajo es un derecho humano y las personas con discapacidad solo buscan tener oportunidades iguales, no ser victimizados”, expresa Zamora.

    Por su parte, Erika Linares, directora de Dimensión Social de la Asociación Empresarial para el Desarrollo (AED). Ella afirma que muchas veces es la actitud de quienes reclutan a los colaboradores la que impide que las personas con discapacidad se desenvuelvan como profesionales.

    “En ocasiones sucede que quien realiza la contratación se fija en que la persona tiene una discapacidad, pero no analiza si aún así el postulante cumple con las competencias que se requieren para el puesto. Pocas veces utilizamos todos nuestros sentidos o habilidades para realizar un trabajo”, añade Linares.

    Taco Bell, como empresa inclusiva, entre su proceso de contratación realiza entrevistas psicológicas para valorar las capacidades de la persona, así como para conocer su afinidad con algún puesto.

    Además, la encargada de realizar las entrevistas conoce la Lengua de Señas Costarricense (LESCO). Por otro lado, durante la capacitación, las indicaciones están adecuadas con rotulaciones e ilustraciones para una mejor comprensión.

    Tipos de discapacidad presentes en los costarricenses, según Censo del 2011.


    Nota. La suma de los porcentajes no suma 100%, debido a que hay personas que presentan más de una discapacidad. Fuente: Plan Nacional de Inserción Laboral para personas con discapacidad, 2012.

    Un plan sin límites

    Al ser el mayor empleador de las personas con discapacidad, el sector privado es una pieza clave para combatir este problema país. Afortunadamente, cada vez son más las empresas que se suman a abrir las puertas a esta población.

    De acuerdo con los datos brindados por AED, del 2011 a la actualidad, unas 70 compañías han habilitado 400 puestos de trabajo para esta población en desventaja.

    Si cada institución del sector público costarricense contrata una persona con discapacidad para este año, 329 personas tendrían un empleo digno.

    Taco Bell Costa Rica, por ejemplo, creó un programa llamado ‘Inclusión sin límites’. Con este logran emplear actualmente a unas 70 personas con discapacidades diferentes, en sus 34 locales, lo que lo convierte en una de las principales fuentes de empleo para este grupo.

    Taco Bell es también el primer restaurante de comida rápida en el país que cuenta con una sucursal operada 100% por personal con discapacidad. El nuevo punto, que abrió hace un par de semanas, se encuentra ubicado al frente del Parque Central de San José, en el centro comercial Food Palace.

    “Al inicio, el proceso de aprendizaje fue muy lento, pero los muchachos tenían un rendimiento bastante bueno”, dice Mauricio Rodríguez, gerente de Operaciones de Taco Bell.

    Rodríguez recuerda que el proyecto nació en el 2008 gracias a una inocente pregunta por parte de una profesora del colegio donde estudiaba su hijo: “¿Cuántas personas con discapacidad trabajan en Taco Bell?”. La respuesta para ese momento fue: ninguna.

    “Recuerdo que me preguntó el por qué y me di cuenta de que las respuestas eran las famosas dudas que tenemos la gran mayoría de las empresas: porque creo que es difícil, porque creo que no va a funcionar, porque creo que debo invertir…”, detalla el gerente de Operaciones.

    Dejando los miedos y dudas de lado, Rodríguez tomó el proyecto como una convicción casi de índole personal, pues su hijo tiene una discapacidad auditiva.

    “Estamos invirtiendo tiempo y dinero en el proyecto y hemos sido consistentes todos los años, pues cada vez tenemos más personal. Por ejemplo, para este año la meta es llegar a 100 colaboradores. Hemos adaptado los métodos de capacitación para mejorar el proceso de aprendizaje”, agrega.

    Para el 2018, Taco Bell Costa Rica espera que por lo menos el 20% de la planilla sea conformada por personas con discapacidad.

    Taco Bell no es un lugar común, pues cuenta con su propio centro de capacitación en alianza con el Ministerio de Educación, con el fin de que el personal con discapacidad pueda terminar sus estudios y logre realizarse como personas con educación.

    El programa ‘Inclusión sin límites’ le ha tomado a Taco Bell casi 10 años de construcción y para evitar que otras empresas tarden lo mismo, el restaurante realizó en conjunto con la Universidad Latina una charla para empresas del sector público y privado; con el objetivo de que más empleadores se inspiren en hacer un cambio en sus estándares de contratación y, así, logren ser más inclusivos.

    ‘Inclusión sin límites’ fue premiado por Casa Presidencial, con el galardón de Costa Rica Incluye.

    “Es importante que las empresas se den cuenta del valor tan grande que tiene para la compañía, para el personal y para la reputación como marca, el mostrarse como una compañía accesible ante la diversidad, no solo con el tema de la discapacidad”, recomienda la directora de Dimensión Social de la AED.

    Además, también es de suma importancia que tomen esta problemática como parte de su responsabilidad social, y no como un favor con la persona que contrata, aconseja Martha Zamora, directora nacional de Seguridad Social.

    “No se trata de victimizar, las personas con discapacidad cuentan con los mismos derechos y deberes laborales que el resto de la población trabajadora”, finaliza Zamora.

    Esta es una publicación realizada por Brand Voice de Grupo Nación para
    Logo del Cliente