• Fotos y videos en alta calidad: el gancho irresistible para comprar un smartphone

    Los teléfonos celulares dejaron de ser solo dispositivos de comunicación. La tendencia actual es equiparlos con una amplia gama de funciones, y la cámara es una de las más valoradas. De la mano de la tecnología, la era del selfie está dando paso a la fotografía con calidad profesional.

    En 2015, una publicación del reconocido portal de fotografía Mylio informó que ese año se tomarían un billón de fotos (un millón de millones), una cifra cuya cantidad de ceros no cabe en este renglón. Se estima que, en 2017, el 78,8 % de las imágenes se van a capturar con un teléfono inteligente (smartphone).

    Los números no dejan espacio para dudas. Según los datos que cita Mylio, el 92 % de los usuarios considera que, después de hablar, el uso de la cámara es la actividad que más se realiza con el celular.

    En este momento, millones de personas alrededor del mundo están tomando fotos o grabando videos con una gama de teléfonos muy diversa. Si todas las personas lo pueden hacer, ¿qué hace la diferencia, entonces, a la hora de elegir un smartphone? La respuesta está en la calidad de las imágenes.

    Portar un teléfono inteligente implica tener a mano la cámara; sin embargo, las vistas desenfocadas, oscuras, con colores opacos o de pobre resolución torturan a diario a muchos usuarios.

    Los fabricantes se han enfrascado en una lucha por satisfacer los gustos más exigentes en cuanto a la tecnología para captura de imágenes. Desde la perspectiva de los consumidores, pareciera que ya no basta con inventar el teléfono con la mejor cámara, sino que hay que dar vida a la mejor cámara que pueda usarse como celular.

    En este camino, la industria china da pasos de gigante. En 2015, la compañía Huawei invirtió $9,2 mil millones de dólares en investigación y desarrollo (I&D) en sus 17 centros de I&D alrededor del mundo, como una forma de mantenerse a la vanguardia en la tecnología.

    Recientemente, sacudió el mercado con su modelo P9, que promete revolucionar la fotografía digital. Sin duda, se trata de un adelanto tecnológico en el que vale la pena detenerse.

    Digno de profesionales

    Con su serie P, Huawei atrajo clientes asombrados por las fotos y los videos. La evolución de esta gama ha sido notable y hoy la empresa se puso a la vanguardia con una cámara trasera de 12 megapixeles y el sistema de doble lente para capturar imágenes en color o en blanco y negro.

    El mecanismo fotográfico del teléfono P9 se produce en colaboración con Leica Camera AG, una compañía mundialmente reconocida que tiene más de 100 años de experiencia en la fabricación de lentes profesionales. La alianza da como resultado fotografías y videos de altísima calidad.

    El P9 innova con lentes ópticos, sensores y algoritmos de procesamiento que permiten a los usuarios tomar mejores imágenes. Además, cuenta con un sistema de enfoque asistido por láser que le permite producir hasta un 50 % más de detalle en las imágenes y le da 200 % más sensibilidad a la luz, en comparación con sus predecesores.

    Con la cámara del P9 también se pueden lograr efectos que usualmente se atribuyen solo a equipos profesionales de fotografía. Un ejemplo es la opción para desenfocar (manual o automáticamente) partes de la imagen mientras el objetivo principal que se quiere tomar se mantiene totalmente enfocado.

    La cámara permite ajustar el índice de exposición, la velocidad de obturación y la sensibilidad a la luz, funciones que se encuentran en cámaras profesionales.

    Nitidez en blanco y negro

    Con el modo Monochrome, los usuarios podrán utilizar el teléfono como una verdadera cámara a blanco y negro, y obtendrán imágenes con una calidad superior sin necesidad de utilizar ningún filtro para lograr este acabado.

    El celular también ofrece los modos panorámico y nocturno, que permiten capturar imágenes en condiciones oscuras tras una exposición de hasta 30 segundos.

    La cámara frontal es de ocho megapixeles y cuenta con innovadoras características principalmente en la toma de selfies.

    Los usuarios pueden configurar el dispositivo para que reconozca su rostro y aplique sus opciones preferidas de belleza, como blanquear los dientes, corregir manchas, disminuir el grosor de las mejillas y grabar videos con la función de belleza en la cámara frontal.

    El modo video tiene tres opciones disponibles: estándar, colores vibrantes y colores nítidos. Cada una entrega imágenes fieles al color y al estilo auténticos de Leica. Además, dispone de la función para cámara a velocidad rápida y lenta.

    La experiencia se vuelve más grata al revisar el material pues el P9 tiene una pantalla de 5,2 pulgadas, full HD, con una resolución de 1080p.

    Huawei espera colocar más de 10 millones de unidades de su nuevo smartphone. La meta se ampara en que, durante 2015, las ventas de la empresa crecieron un 44 % en comparación con el año anterior. Gracias a estas cifras, la marca china fue la primera de este país en alcanzar los 100 millones de terminales vendidos en ese mismo año.

    DISEÑO

    RENDIMIENTO, CONECTIVIDAD y SEGURIDAD

    • Procesador Kirin 955 de ocho núcleos que mejora el rendimiento del CPU y el rendimiento gráfico 3D.

    • Batería de alta densidad de 3.000 mAh (miliamperios hora). Permite un día completo de uso intenso. También tiene un sistema de carga rápida con el que bastan 10 minutos para disfrutar de hasta cinco horas de conversación continua.

    • Sistema de antena triple que ofrece a los usuarios una recepción celular mucho más estable.

    • Accede a las redes celulares hasta tres veces más rápido y administra las conexiones Wi-Fi de forma automática e inteligente. Cuando el usuario está en constante movimiento, lo conecta a la red disponible más potente.

    • Sensor de huella dactilar que captura y evalúa las huellas digitales en 3D. Reconoce las particularidades del relieve de la huella del usuario, lo que reduce la posibilidad de un acceso fraudulento.

    El desafío del P9

    Para demostrar que el nuevo modelo de Huawei puede capturar imágenes de calidad profesional, la empresa retó al reconocido fotógrafo costarricense Christian Sánchez para que lo utilizara en su trabajo de campo.

    Galardonado por la revista National Geographic como fotógrafo del año en 2012, Sánchez aceptó el desafío y recorrió hermosos sitios como Sarapiquí, en Costa Rica, y el Parque Nacional Snæfellsnes en Islandia.

    El resultado de su gira fue la exposición Planeta 9, que se presentó en el país durante el mes de junio en la Galería Kroma, en Escazú. La actividad fue la primera muestra de fotografía artística capturada con un smartphone Huawei.

    Ranas, serpientes, caballos, cataratas, flores, montañas y glaciares impresionantes son parte de las escenas que Sánchez hábilmente retrató sin el uso de filtros.

    “Capturar imágenes profesionales sin mi equipo habitual era algo retador; sin embargo, el resultado es más que espectacular. La calidad de los lentes, las características y el software de la cámara del P9 son sorprendentes. Creo que las imágenes dicen todo por sí solas”, afirmó Sánchez.

    El fotógrafo resaltó que el P9 permite el uso de técnicas profesionales como el bokeh “al facilitar el ajuste de apertura para crear desenfoques espectaculares”.

    ”No todas las personas se dedican al arte de la fotografía, pero todas quieren tener las mejores fotos para capturar momentos y lugares especiales. El P9 es la combinación perfecta. Las personas pueden tener un excelente smartphone y, a la vez, una cámara con capacidades excepcionales”, añadió.

    Sánchez ha publicado más de 35 fotografías en National Geographic y, en tres ocasiones, logró la portada de la publicación National Geographic Travel Magazine Germany.