• Una tienda que vende historias

    Cada pieza disponible en la tienda de los Museos del Banco Central de Costa Rica fue conceptualizada para contar algo y compartir de forma artística parte del patrimonio costarricense, así como la esencia de sus creadores.

    Desde hace dos años, la tienda de los Museos del Banco Central es vitrina de unos 250 productos de diseño con sello nacional y se ha convertido en un espacio para llevar, coleccionar y compartir historias 100% costarricenses. Por ende, este lugar contribuye al progreso de artesanos y diseñadores de nuestro país

    Diseños exclusivos y colaboraciones para innovar

    Quienes visitan la tienda encuentran joyería de réplica, piezas de cerámica o en vidrio, textiles, así como productos gastronómicos y editoriales. Tras ellos se percibe la labor de su creador, en busca de prolongar la cultura e historia de Costa Rica y eso los hace únicos.

    “Aquí, todo tiene algo qué contar y todo está vinculado con manifestaciones culturales. Hay un acervo, no solamente material, sino también de patrimonio intangible que se puede percibir en los distintos productos. Por ejemplo: la máscara se refiere a tradiciones y rituales, y los sellos incorporan conocimiento sobre prácticas indígenas de decoración corporal. No solo son objetos, son todo lo que está detrás...su historia“.Virginia Vargas, directora ejecutiva de los Museos del Banco Central.

    La vinculación con diseñadores costarricenses ha permitido diversificar las opciones de regalos o recuerdos que compran quienes visitan la tienda y crear con ellos nuevas colecciones de productos etiquetados con sus marcas, pero inspirados en las colecciones de los Museos.

    Estos son algunos de los diseñadores que comercializan sus productos en la tienda:

  • Diseñadora: Magaly Esquivel

    Marca: Bosque Urbano

    Diseños: Joyería de figuras de sellos precolombinos con engaste de cerámica en plata.

    “Mi relación con los Museos inició con una feria de diseño que organizaron y a la que fui invitada por mi línea de joyería. Desde ahí, tanto a la Fundación, como a los visitantes, les han gustado mis propuestas de diseño propias y las que hemos ideado en conjunto”, expresó la escultora.

    Con sus diseños, pretende rescatar elementos de la identidad costarricense. Por eso, en sus productos ha insertado el diseño de los sellos de cerámica de los antepasados en joyería de plata, imanes, tazas y otros productos. Asegura que a esto se suma el reto de elaborar piezas asequibles para la variedad de clientes de la tienda.

  • Diseñador: Gabriel Boza

    Marca: Boza

    Diseños: Maletines, bolsos y mochilas elaborados a partir de técnicas artesanales.

    Para Gabriel Boza, espacios como la tienda lo llenan de satisfacción y coincide con los demás artesanos en lo que dicen, “(…) no solo se trata de que compren nuestros productos, también es importante que se reconozca el trabajo del diseñador nacional”.

    Él creó la marca de bolsos Boza, bajo un concepto urbano, tras la necesidad de hacer algo diferente y que le entusiasmara personal y profesionalmente.

    Sus accesorios están fabricados con ecocuero (material elaborado de telas recicladas de velas de barco), en combinación de coloridas texturas.

  • Artesana: Dominga Lázaro

    Diseños: Jícaras labradas.

    Artesana de la comunidad de Rey Curré, Región Brunca

    La cáscara del calabazo (Crescentia cujete) es uno de los recursos naturales que los indígenas borucas han utilizado para elaborar desde utensilios de uso cotidiano hasta artesanías.El uso de este fruto es parte una tradición milenaria en el continente americano y los objetos diseñados con él se han considerado como precursores del desarrollo del trabajo cerámico. Actualmente, se ha llegado a tal nivel de especialización artesanal, que se crean diseños de alta complejidad.

  • Otras marcas de artistas y diseñadores nacionales que participan son Vitrofusión Fuscaldo, Hola Lola, Neoartesanías de Andrea Ruiz, juguetes Nomellamo, mascaradas Mismas Caritas de Pocho Vega, cerámica Gerardo Selva, Papaya Music, chocolates Sibú, café Sikëwa, accesorios Yurika, Clara Concept y Artefacto.

  • Diseñadora: Magaly Esquivel

    Marca: Bosque Urbano

    Diseños: Joyería de figuras de sellos precolombinos con engaste de cerámica en plata.

    “Mi relación con los Museos inició con una feria de diseño que organizaron y a la que fui invitada por mi línea de joyería. Desde ahí, tanto a la Fundación, como a los visitantes, les han gustado mis propuestas de diseño propias y las que hemos ideado en conjunto”, expresó la escultora.

    Con sus diseños, pretende rescatar elementos de la identidad costarricense. Por eso, en sus productos ha insertado el diseño de los sellos de cerámica de los antepasados en joyería de plata, imanes, tazas y otros productos. Asegura que a esto se suma el reto de elaborar piezas asequibles para la variedad de clientes de la tienda.

  • Diseñador: Gabriel Boza

    “Artesana de la comunidad de Rey Curré, Región Brunca”

    Diseños: Maletines, bolsos y mochilas elaborados a partir de técnicas artesanales.

    Para Gabriel Boza, espacios como la tienda lo llenan de satisfacción y coincide con los demás artesanos en lo que dicen, “(…) no solo se trata de que compren nuestros productos, también es importante que se reconozca el trabajo del diseñador nacional”.

    Él creó la marca de bolsos Boza, bajo un concepto urbano, tras la necesidad de hacer algo diferente y que le entusiasmara personal y profesionalmente.

    Sus accesorios están fabricados con ecocuero (material elaborado de telas recicladas de velas de barco), en combinación de coloridas texturas.

  • Artesana: Dominga Lázaro

    Diseños: Jícaras labradas.

    Artesana de la comunidad de Rey Curré, Región Brunca

    La cáscara del calabazo (Crescentia cujete) es uno de los recursos naturales que los indígenas borucas han utilizado para elaborar desde utensilios de uso cotidiano hasta artesanías.El uso de este fruto es parte una tradición milenaria en el continente americano y los objetos diseñados con él se han considerado como precursores del desarrollo del trabajo cerámico. Actualmente, se ha llegado a tal nivel de especialización artesanal, que se crean diseños de alta complejidad.

  • Un arduo trabajo de selección

    ¿Cómo se escoge el inventario?

    La clave para estos procesos de diseño y para incluir productos de artesanos y diseñadores es que tengan conexión con rasgos de las diversas identidades costarricenses. Idealmente, se eligen productos que utilicen directamente referencias de los contenidos, colecciones o el edificio de los museos, pero también se incluyen aquellos que destaquen elementos diferenciadores de la cultura de diferentes regiones del país.

    Para innovar y manejar variedad, se busca que los productos no coincidan entre sí. Además, de que sean funcionales y de buena calidad.

    Cinco pilares para elegir los artículos

    1. La propuesta de diseño debe ser innovadora y auténtica.

    2. Preferiblemente, debe tener relación con los contenidos de los museos o el patrimonio cultural costarricense.

    3. La calidad es primordial en términos de diseño, elección de materiales y manufactura.

    4. El precio final tiene que ser asequible.

    5. La historia del artesano o diseñador suma valor a la hora de elegir los productos.

    El diseñador invitado

    Con la intención de que la tienda cumpla con el compromiso de ser un espacio para el talento nacional, la tienda invita a diseñadores y artesanos locales a lucir sus productos en la vitrina del “Diseñador invitado”.

    “Esto permite insertar a estos artesanos y diseñadores nacionales dentro del concepto de patrimonio nacional”, explica José Hernán Solano, gerente financiero y administrativo de los Museos del Banco Central.




    Productos con historias

    En el último año, los Museos han aumentado sus esfuerzos para la creación de más líneas de artículos propios. Para esto, incorporó un área de diseño dedicada a idear y desarrollar productos relacionados con los contenidos de los Museos; sin dejar de potenciar las artesanías indígenas, la joyería de réplica de la colección de oro precolombino y los artículos con diseño nacional.

  • Joyería La ciudad de los otros

    En esta colección se tomó como referencia las obras de tres artistas costarricenses:

    1. Legitimidad Cromática: El color leído como espacio, de Carolina Guillermet.

    2. Ciudades contenidas, de Rolando Garita.

    3. Abstracción, de Manuel de la Cruz González.

  • Figura femenina Morita

    Es la reproducción en cerámica de una figura femenina que data del 800 al 1350 después de Cristo. Corresponde a la exhibición Más allá de los objetos.

    Morita contiene un kit de pinturas y pinceles para que su superficie de yeso pueda ser decorada con diseños creativos, tal cual lo hacían los antepasados.

  • Bolso inspirado en la infraestructura de los Museos

    Próximamente, se lanzará una nueva colección de Boza. Esta toma como referencia el diseño arquitectónico del edificio de los museos, basado en los triángulos.

  • Joyería La ciudad de los otros

    En esta colección se tomó como referencia las obras de tres artistas costarricenses:

    1. Legitimidad Cromática: El color leído como espacio, de Carolina Guillermet.

    2. Ciudades contenidas, de Rolando Garita.

    3. Abstracción, de Manuel de la Cruz González.

  • Figura femenina Morita

    Es la reproducción en cerámica de una figura femenina que data del 800 al 1350 después de Cristo. Corresponde a la exhibición Más allá de los objetos.

    Morita contiene un kit de pinturas y pinceles para que su superficie de yeso pueda ser decorada con diseños creativos, tal cual lo hacían los antepasados.

  • Bolso inspirado en la infraestructura de los Museos

    Próximamente, se lanzará una nueva colección de Boza. Esta toma como referencia el diseño arquitectónico del edificio de los museos, basado en los triángulos.

  • Programa editorial

    Una lista de 50 títulos –resultado del Programa Editorial de los museos– ha sido parte del inventario de la tienda. Estas publicaciones dan a conocer sus investigaciones en las áreas de arqueología, numismática, artes visuales y arquitectura.

    “Nos da una gran satisfacción que, por medio de nuestras publicaciones, la tienda nos permita llegar a más público y el rédito mayor es el de cumplir con esa misión de divulgar el conocimiento”, declaró la directora ejecutiva de los Museos.

    Los favoritos: joyería de réplica y artesanías indígenas

    Hace 18 años, los productos iniciales de la tienda fueron la joyería de réplica de la colección de oro precolombino y, posteriormente, se fueron insertando las artesanías del pueblo indígena boruca.

    Con el pasar de los años, gracias al acompañamiento de los representantes del museo a este pueblo, en materia tributaria, administrativa y comercial, se ha desarrollado una relación para el beneficio del artesano, su círculo familiar y, por ende, de la comunidad indígena. Esto ha permitido que incluso se hayan podido agrupar en una asociación de productores.

    La transformación

    La tienda de los Museos del Banco Central fue creada en 1997. En el 2015 se renovó el diseño de su espacio con el fin de darle una mayor visibilidad y hacerla más accesible a los transeúntes de la capital.


    Coordinación comercial: Ericka Salas, Edición: Marcela Quirós, Periodista: Yariela Pérez, Diseño y desarrollo: José Murillo, Editor gráfico: Steven Acosta, Fuente: Fundación Museos del Banco Central de Costa Rica, www.gensler.com, Fotografías: Fundación Museos del Banco Central,
    © GRUPO NACIÓN GN S.A. 2017