• La meta es ser
    más verdes cada día

    El 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente, es una oportunidad para crear conciencia de la importancia de cuidar el planeta. Poner en práctica sencillas acciones que ayuden a reducir el impacto ambiental, es el primer paso

    Que es urgente ahorrar agua, que hay que reciclar, que es necesario reutilizar... en fin, mucho se dice de la importancia de cuidar el ambiente. Y es que en las últimas décadas, el aumento de la población mundial, la necesidad de alimentos, el crecimiento de las ciudades, y la oferta y demanda de bienes y servicios, han impactado el equilibrio natural del planeta. Esto ha provocado la contaminación de ríos, mares y tierra, así como el agotamiento de fuentes de agua potable.

    Solo en Costa Rica, los habitantes duplicaron la producción diaria de basura en tan solo 14 años. Según datos del Ministerio de Salud de Costa Rica publicados en el 2015, los ticos pasaron de generar un promedio diario de 2.750 toneladas métricas de residuos en el 2000 a 5.735 de toneladas métricas en el 2014.

    Ante esta realidad, es urgente tomar medidas que contribuyan a minimizar el impacto ambiental. Por eso, no espere más y, con motivo de que el 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, tome conciencia y conviértase en un agente activo de cambio.

    ¿Cómo cuidar el planeta?

    Las 5R del ambiente

    Toque las tarjetas para ver los consejos

    Rechazar.

    Dígale “NO” al consumo de productos tóxicos, no biodegradables y que no se pueden reciclar o reutilizar. Sustitúyalos por otros que sean más respetuosos con el planeta.

    Reducir.

    Antes de adquirir un producto, pregúntese si realmente lo necesita. Evite la compra de artículos que tienen muchos empaques, disminuya el uso de bolsas plásticas, reduzca el consumo de electricidad (desconectando los aparatos eléctricos y los cargadores) y ahorre agua.

    Reutilizar.

    Opte por los artículos que usted u otras personas puedan usar varias veces. Compre bebidas que vienen en envases retornables, utilice bolsas hechas de tela o de materiales reciclados y regale la ropa y los artículos que ya no usa. Además, siempre que sea posible, opte por reparar los productos o dispositivos que se le rompan o descompongan y prefieras las baterías recargables.

    Reciclar.

    Consiste en someter un material usado a un proceso para que cambie su forma y se pueda volver a utilizar para fabricar un nuevo producto. Vidrio, papel, cartón, plástico, aluminio y componentes electrónicos son algunas de las materias primas que se pueden reciclar. Recuerde separar, lavar y clasificar los residuos adecuadamente. Después, llévelos a los centros de acopio para que les den el tratamiento correcto.

    Reclamar.

    Como ciudadano responsable, usted debe exigir que las instituciones y las empresas pongan en acción medidas para minimizar el impacto ambiental. Pedir productos ecoamigables, respaldar el uso de artículos reutilizables y solicitar y apoyar el uso de fuentes de energía limpia (como la solar).


    Comprometidos con el ambiente

    La gran mayoría de plástico que utilizamos los seres humanos llega a los océanos y aunque no se tiene certeza de la cantidad exacta de plásticos presente en los mares, se estiman que hay de 5 a 50 billones de fragmentos de plástico, sin incluir los trozos que hay en el fondo marino o en las playas, según publicó Green Peace España, en el 2016. Por eso, una de las medidas prácticas para proteger el planeta y ser cada día más verdes, es aprovechar las bolsas reutilizables que están disponibles en los supermercados.

    Una alternativa a las bolsas plásticas son las bolsas reutilizables. Fresh Market está consciente de eso, por lo que ahora ofrece bolsas elaboradas con desechos publicitarios.

    “No desechamos los materiales publicitarios que colocamos en los Fresh Market. Los reciclamos y, si es posible, los reutilizamos. De hecho, los banners y las mantas las usamos para fabricar bolsas de compras reutilizables, pues el vinil no se destruye ni se descompone”, explicó Mónica Monestel, encargada de Mercadeo de Fresh Market.

    Son grandes y como son fabricadas con banners, están disponibles en más de 20 diseños.

    Fresh Market recicla el papel y el cartón y los envía a un centro de acopio. Además, trabaja con proveedores responsables (Pymes). El objetivo es ser una marca cada día más verde y crear un gran proyecto colectivo que ayude a conservar el medio ambiente.