• ¿Espera un bebé? Su parto requiere la mejor de las atenciones

    El centro médico y el personal deben estar 100% capacitados para atender el nacimiento; incluso, ante eventuales complicaciones que presenten la madre y el niño. El Hospital Clínica Bíblica cuenta con una unidad de maternidad especializada en estos procedimientos.

    Tener un bebé produce mucha satisfacción y felicidad. Sin embargo, también puede generar estrés y ansiedad cuando no se eligen los servicios médicos adecuados para traer al mundo al nuevo miembro de la familia.

    Por eso, asegurarse de que el centro médico y el personal están 100% capacitados para atender el parto y cualquier complicación que pueda surgir durante este, le brindará más tranquilidad a los futuros papás.

    Recibir un servicio de calidad

    El área de maternidad del Hospital Clínica Bíblica tiene una serie de servicios y cuidados que harán sentir a las mamás como en casa, a la vez que cuenta con la infraestructura y el recurso humano y tecnológico para atender la llegada del recién nacido.

    Para el médico Juan Rafael Aguilar, pediatra neonatólogo, el personal del área de maternidad de este centro médico, es su mayor activo.

    “Se trata de profesionales que no rotan de forma continua; es gente con más de 15 años de actualización constante. Cada enfermera sabe lo que tiene que hacer y esto marca la diferencia, ya que en otros hospitales la rotación es muy alta y esto imposibilita una mayor especialización y preparación, lo que puede ser perjudicial, ya que en maternidad cada segundo cuenta”.
    “El control personalizado del paciente es lo que nos distingue. En la Clínica Bíblica, los monitoreos de los pacientes son más frecuentes y eso nos permite vigilar que la evolución del bebé vaya como se espera”. Ronald Salazar, ginecólogo y obstetra.

    Partos
    a la medida

    La personalización en los servicios es una tendencia en diferentes áreas y el campo de la salud no es la excepción. Cuando un embarazo marcha con normalidad, los padres tienen la oportunidad de seleccionar aspectos relacionados con las condiciones en las que les gustaría que sus hijos vengan al mundo.

    En el Hospital Clínica Bíblica se efectúan tres tipos de partos:

    img21

    Cesárea

    Este procedimiento consiste en practicar un corte en el abdomen y el útero, para extraer al bebé. Según las condiciones del embarazo, la cesárea se puede programar, mientras que en otras ocasiones se emplea cuando surgen complicaciones imprevistas. En la misma, puede estar presente un miembro de la familia.
    Se realiza en una sala de operaciones acondicionada quirúrgicamente para el procedimiento.

    Parto convencional

    Se trata del parto vaginal convencional. En este, puede estar presente un miembro de la familia. El procedimiento se realiza en una sala de partos debidamente acondicionada y con todas las técnicas para la protección de la madre y del bebé.

    Parto familiar

    Este tipo de parto vaginal es el que más se efectúa en la Clínica Bíblica, ya que el bebé nace en la habitación donde está la mamá y no en una sala quirúrgica, por lo que se permite la presencia de hasta tres familiares. “Es un parto más tranquilo aunque se mantienen todas las técnicas asépticas”, explica María Solano Pizarro, de la jefatura del departamento de Maternidad del Hospital Clínica Bíblica.

    Con el fin de que el parto sea más personalizado, la futura mamá puede llevar su propia música para escuchar durante este momento, usar aromaterapia y filmar el nacimiento.

    Antes y después del parto

    Para la jefa de maternidad del Hospital Clínica Bíblica, lo que mayoritariamente distingue a este centro médico es el seguimiento que se le brinda a la paciente.

    Cuando salen del hospital, las mamás reciben llamadas por parte de la unidad de maternidad para saber si necesitan asesoría. De igual forma, se les brinda un número telefónico directo al que puede llamar en caso de tener inquietudes.

    Además, tres días después, vuelven al centro médico con su bebé para chequeos y en esa consulta se les pide que lleven todas las dudas para evacuarlas.

    Respecto a la lactancia

    El hospital imparte charlas antes del parto y, una vez que el bebé ha nacido, las enfermeras realizan visitas cada dos horas para verificar que la madre no haya tenido problemas para amamantar a su hijo por primera vez.
    “Las mamás que no pueden alimentar a su bebé por algún motivo son pocas, pero si este es el caso, se les ayuda con técnicas para que logren hacerlo. El objetivo es que ellas salgan convencidas de que sí pueden amamantarlo; por eso, las motivamos constantemente para que se sientan apoyadas”,añade Solano.

    Un lugar
    con techo
    hospitalario

    La madres y sus hijos no están exentos de presentar una complicación durante el parto. Y, si bien, estas no siempre se pueden evitar, sí se puede elegir un centro médico que en caso de cualquier eventualidad tenga la capacidad de reaccionar con prontitud.

    La Clínica Bíblica cuenta con quirófanos disponibles las 24 horas, al igual que anestesiólogos, banco de sangre, unidad de cuidados intensivos y el equipo necesario para atender a los bebés que nacen con complicaciones.

  • El hospital tiene dos pisos de maternidad. En el quinto piso se atienden los partos, los embarazos de alto riesgo y también se ubica la unidad de neonatos, mientras que en el tercer piso están los pacientes posparto y poscesárea de bajo riesgo.

    Trayectoria del hospital

    El área de maternidad del Hospital Clínica Bíblica tiene una serie de servicios y cuidados que harán sentir a las mamás como en casa, a la vez que cuenta con la infraestructura y el recurso humano y tecnológico para atender la llegada del recién nacido.

    La unidad de maternidad está pensada para garantizar la seguridad y comodidad de las pacientes. Los cuartos están equipados con los siguientes elementos:

    ¿Qué incluyen los planes de maternidad?

  • Insumos médicos
  • Hospedaje y alimentación para la mamá. Cena para el acompañante
  • Insumos en la sala de partos
  • Anestesia epidural
  • Vacunas para el recién nacido (BCG y primera dosis de Hepatitis B)
  • Suministros para el bebé (pañales desechables, crema, toallitas húmedas, primera pijama y productos para su primer baño)
  • Bata para la mamá
  • Medicamentos
  • Cita control de tamizaje auditivo
  • Toma de bilirrubinas transcutáneas
  • Inversión

    Parto vaginal en la habitación: ₡870.000.
    Parto vaginal en la sala de partos:₡990.000.
    Cesárea: ₡1.250.000.

    *Los planes no incluyen los honorarios médicos. Estos varían según el médico elegido por la paciente. De forma adicional, se pueden contratar servicios estéticos para la mamá durante su estancia en el hospital, así como una sesión fotográfica.

    *A estos precios se les debe aplicar un 20% de descuento, ya que durante el mes de agosto, el Hospital Clínica Bíblica aplicará este descuento a quienes adquieran planes de maternidad con las tarjetas del Bac y Credomatic.
    Los paquetes se pueden comprar y utilizarlos hasta seis meses después. No aplica con otras promociones vigentes ni tampoco cuando se cuenta con seguros o convenio especiales. No incluye honorarios médicos. El reglamento se puede consultar en www.clinicabiblica.com
    Esta es una publicación realizada por Brand Voice de Grupo Nación para