• ¿Qué tan segura está su información en Internet?

    Al igual que se protege la casa con buenas cerraduras, o el carro con una alarma antirrobos, se debe resguardar la información que los usuarios tengan en cualquier dispositivo que se conecte a la web. A esto se denomina ciberseguridad.

    En la actual era digital, donde las empresas desarrollan muchas de sus acciones de forma electrónica, la ciberseguridad debería ser una prioridad en su gestión. De lo contrario, aunque parezca increíble, lo que se construyó durante años, podría desaparecer en segundos con tan solo un par de clics.

    En el mundo, diariamente hay 30.000 nuevas páginas web infectadas y más del 80% de los afectados son pequeñas y medianas empresas.

    En Costa Rica, más de dos millones de personas cuentan con acceso a Internet, cerca de un 49% de la población, según el Informe de Ciberseguridad del 2016. Todos ellos están expuestos a sufrir algún ciber ataque.

    En el mundo, mensualmente se detecta un promedio de más de 1.200 vulnerabilidades en la web, es decir, posibles ataques que atentan contra la seguridad de los datos de las empresas, instituciones, o las personas.

    Es por esa razón, que la ciberseguridad es una de las preocupaciones actuales de gobiernos, empresas y ciudadanos de todo el mundo.

    La llegada de nuevas tecnologías ha hecho que las barreras de protección tradicionales sean insuficientes, debido a que existen nuevas fronteras virtuales que ameritan una seguridad tecnológica correctamente integrada.

    Empresas en la mira de los 'hackers'

    Un hacker es alguien que descubre las debilidades de una computadora o de una red informática.​ Los hackers pueden estar motivados por una serie de razones (fines de lucro, protesta o por un simple desafío). Existen hackers “buenos”; es decir, que están a favor de la protección de los datos, y los que más bien buscan la forma de robar información y de entrar en las redes con fines maliciosos.

    Según comentó Diego Espitia, Chief Security Ambassador de Eleven Paths (Unidad Global de Ciberseguridad de Grupo Telefónica), dentro del proceso de transformación digital que enfrentan las empresas en su camino a ser más eficientes y productivas, es necesario considerar la protección de los activos digitales como una prioridad de gestión, dado que, sin importar su tamaño o la industria a la que pertenezcan, podrían estar expuestas a una serie de amenazas en evolución constante que tienen el potencial de afectar desde su operación, sus finanzas y hasta su reputación.

    Los peligros más comunes pueden ser:

    • Brechas de seguridad.

    • Uso no autorizado de la marca.

    • Suplantación de identidad.

    • Robo y secuestro de información.

    • Fraude electrónico.

    • La denegación de servicio.

    • Amenazas como el phishing, pharming, malware, carding, aplicaciones móviles sospechosas, entre otras.

    Empresas de toda magnitud y de cualquier industria, están expuestas a ser víctimas de amenazas del entorno digital.

    Por ejemplo, con el mecanismo de la suplantación de identidad, las compañías se ven expuestas a que en redes sociales o en aplicaciones móviles se use su imagen o logo para engañar a sus clientes, con el fin de robar datos o acceder a información de la misma empresa. Otro peligro es el robo de información, en muchos casos sensible y confidencial, que pretende perjudicar a una institución o empresa, perdiendo además la credibilidad por la fuga de los datos de los clientes.

    Los bancos y entidades financieras, las empresas de consumo masivo y transnacionales en general tienden a ser muy vulnerables a los fraudes electrónicos mediante el desvío de fondos o actividades comerciales, aprobación de créditos a personas falsas o compra a sobreprecio de bienes y servicios, que logran un impacto negativo no solo en las finanzas sino en la relación comercial con cada cliente.

    Otro método, es la tentativa de colapsar los servicios desde los sitios web de las empresas mediante el uso excesivo de publicidad, las e-Commerce y similares. Saturando estas páginas generan “denegación de servicio” al impedir que los clientes reales puedan acceder a los servicios en línea que ofrecen.

    Según indicó el Chief Security Ambassador de Eleven Paths, “la principal amenaza que existe en este momento es la falta de conocimiento del personal que tienen las empresas. Los riesgos pueden entrar de forma inesperada a través de un simple mensaje de texto, por Messenger, por un correo, por aplicaciones móviles falsas, o por un audio de Whatsapp”.

    Ante esta realidad, Telefónica ofrece una serie de productos especializados en seguridad de la información, que tienen como objetivo ser disruptivos e innovadores, permitiendo a los clientes anticipar las amenazas o tomar acciones sobres las brechas existentes, usando la capacidad de un equipo de profesionales orientados a los servicios de seguridad de la información.

    Telefónica a la vanguardia en el resguardo de la información

    Telefónica acompaña a las pymes y grandes empresas en ese proceso de transformación para la prevención, detección, análisis y abordaje de amenazas tecnológicas.

    La empresa cuenta con una amplia experiencia en el abordaje de soluciones tecnológicas personalizadas y ha identificado que la seguridad informática es una prioridad en la industria, de manera que pueda responder a los cambios y las demandas del mercado, minimizando los riesgos que traigan consigo las nuevas tendencias digitales.

    “Telefónica cuenta con un área especializada en seguridad con más de 300 profesionales especializados en proteger la información de nuestros clientes. Nuestros servicios no solo detectan los ataques, somos capaces de anticiparlos, decirle a las empresas que su información está siendo expuesta, recomendamos y generamos acciones preventivas y analizamos el entorno”, agregó el experto Diego Espitia.

    Dicha compañía es un socio estratégico de sus clientes, que se consolida no solo como empresa líder en telecomunicaciones, sino como proveedor de múltiples servicios empresariales y tecnológicos bajo la experiencia del Grupo Telefónica alrededor del mundo.

    En este momento la humanidad depende de los datos, la empresa que quiera sobrevivir necesita asegurarlos. Telefónica cuenta con los siguientes servicios:

    • CyberThreats:

      Monitoreo y detección de las amenazas en el entorno cibernético, que permite una respuesta efectiva y apoyada en los datos entregados. Esto permite anticiparse a los eventos mucho antes de que tengan lugar, debido a que cubre todas las fases del ciclo de vida de una amenaza. Esta solución trabaja bajo un enfoque proactivo orientado a la identificación temprana y una respuesta continua y efectiva contra el cibercrimen, adaptándose a las necesidades específicas de cada organización.

    • Faast:

      Gestión de vulnerabilidades las 24 horas del día, que permite simular las últimas técnicas y herramientas que pueden usar los atacantes. Esto significa que desarrolla un proceso constante de “hackeo” contra la misma empresa, para detectar sus debilidades y así poder tomar acciones que mitiguen los riesgos en el menor tiempo posible. Esta solución es ideal para las empresas que no pueden pagar el costo de recursos dedicados para una evaluación continua de la seguridad, pero que requieren un mayor nivel de protección.

    • Metashield:

      Una de las principales fuentes de información de los cibercriminales son los metadatos (datos sobre los datos), los cuales están presentes en todos los archivos digitales, entregando características muy precisas de la infraestructura de la organización. Esta es la única solución del mercado que se ocupa de proporcionar a las organizaciones el control integral, centralizado y preventivo de esta información.

    Una empresa con conocimiento

    Telefónica es una de las mayores compañías de telecomunicaciones del mundo por capitalización bursátil y número de clientes. Desde su consolidada posición en este sector, y con la telefonía y la banda ancha fija y móvil como soportes clave de su crecimiento, la compañía orienta su estrategia a afianzar su liderazgo en el mundo digital.

    Está presente en 21 países y con una base de clientes de más de 346 millones de accesos. Telefónica tiene una fuerte presencia en Europa y Latinoamérica, importantes alianzas industriales y una destacada escala global que posiciona muy favorablemente a la compañía en la captura del crecimiento.

    Esta es una publicación realizada por Brand Voice de Grupo Nación para
    Logo del Cliente