San José |

Estrategia infalible para atrapar a un violador anónimo


La mujer buscaba las llaves frente a la puerta de su casa. Al entrar, el delincuente se abalanzó detrás de ella. La violó, la apuñaló repetidas veces y le disparó con un revolver calibre 22.

El sucesero párrafo anterior narra un hecho real, pero no sucedió en San José ni en esta década; sin embargo, ultrajos, robos y delitos ocurren a diario en nuestra ciudad capital, algunos, quizá la mayoría, ni llegan a las páginas de los diarios ni a los registros del OIJ. Mas mi intención no es asustarlo, lo contrario, es darle una herramienta infalible para prevenir y detener al hampa, preste atención...

El hecho relatado sucedió el 23 de noviembre de 1976 en el barrio Adams-Morgan en la ciudad de Washigton, Estados Unidos, y fue investigado y analizado por el editorialista del Washington Post Robert C. Maynard, quien residía en dicha localidad.

Nos sentimos amenazados por la violencia anónima, porque nos sentimos anónimos en nuestra propia comunidad.
Nos sentimos amenazados por la violencia anónima, porque nos sentimos anónimos en nuestra propia comunidad. (Archivo) ampliar

El periodista cuenta como fue que la comunidad –ojo, este concepto es importante– logró detener y encarcelar al responsable del crimen, quien ya había cometido otros delitos similares; es decir, era un violador anónimo en serie (la mayoría de violadores son conocidos de las víctimas, este atacaba a desconocidas, lo que hacía más difícil su captura), y en ocasiones asesino.

La comunidad de Adams-Morgan, preocupada ante la inminente amenaza, empezó a trabajar unida, se tejieron redes de vigilancia ciudadana, los vecinos hablaban entre sí, informaban acerca de acontecimientos extraños o sospechosos, estaban alerta sobre lo que le sucedía al que vivía al lado, o al frente.

Dejaron el individualismo de lado y empezaron a preocuparse por los problemas colectivos, se volvieron a considerar vecinos, parte de una comunidad.

Así fue como este barrio logró detectar al hampón, quien resulta que residía en en el mismo barrio y que siempre había presentado una conducta antisocial, mas nunca antes nadie se había percatado de ello; probablemente los vecinos vivían atareados con sus ocupaciones individuales, y no se percataban de lo que ocurría en la comunidad.

El final feliz de Adams-Morgan (se acabaron la violaciones) y su infalible estrategia, nos debe servir como ejemplo.

La comunicación y la fraternidad derrotarán al egoismo y a la indiferencia
La comunicación y la fraternidad derrotarán al egoismo y a la indiferencia (Archivo) ampliar

Tal vez la razón por la cual nos sentimos tan amenazados por la violencia anónima, es porque nosotros nos sentimos anónimos en nuestro propio barrio, en nuestro propio edificio, nos sentimos anónimos con el vecino; es posible que haya hampones y delincuentes entre nosotros, mas lo que no podemos permitir es que haya desconocidos .

Debemos volver a construir comunidad, el caso del barrio Adams-Morgan sucedió hace 37 años, ahora, podríamos pensar, hay aún más individualismo, egoísmo y valeverguismo que en ese entonces; lo que nos hace trabajar más fuerte para derrotar tales antivalores y pensar más en el bien y seguridad colectiva.

En el caso de San José, quienes vivimos ahí, quienes allí trabajan y quienes transitan pos sus calles cada día, debemos pensar en comunidad, en ciudadanía activa. La amenaza que enfrenta el otro no nos puede ser ajena, la comunicación y la fraternidad derrotarán al egoísmo y a la indiferencia.

No digo que sea necesario crear brigadas patrulleras estilo "Comando especial", solamente se requiere estar atentos a las necesidades del vecino, a los riesgos con los que debe lidiar, derribar el pensamiento de que "si no me afecta no es conmigo".

Así podremos frenar no solo a violadores anónimos, sino también a tachadores de carros, carteristas y hostigadores sexuales callejeros; ¿creo usted que alguno de estos hampones atacará si sabe que hay un colectivo vigilante, dispuesto a denunciar, atento a lanzar una alerta?

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

La Nación: Estrategia infalible para atrapar a un violador anónimo

Otros posts

Últimas noticias