Blogs

Mundial de Brasil: pulso entre el 'jogo' bonito y el descontento popular

Actualizado el 10 de junio de 2014 a las 07:09 pm

Blogs

Mundial de Brasil: pulso entre el 'jogo' bonito y el descontento popular

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A medida que se acerca la inauguración de Brasil 2014 crece la amenaza de que el descontento social pueda más que la fiesta del futbol; no importa tanto si Ronaldo o Neymar serán protagonistas, sino si habrá huelga, protestas, enfrentamientos...

Hay que entender que el fútbol ha sido históricamente utilizado para mantener a las masas tranquilas, desviar la atención y camuflar problemas de índole social, económico y político, mas el opio no da para tanto… los brasileños se sienten defraudados de ver la inversión millonaria en estadios, mientras las ciudades en las que habitan son un caos urbano, el desencanto crece aún más si se piensa en las favelas y los grupos más vulnerables.

Manifestantes protestaron este martes en Sao Paulo contra la realización del Mundial del 2014 en Brasil.
ampliar
Manifestantes protestaron este martes en Sao Paulo contra la realización del Mundial del 2014 en Brasil. (AFP)

El opio no da para tanto... los brasileños se sienten defraudados de ver la inversión millonaria en estadios, mientras las ciudades en las que habitan son un caos urbano

La periodista Marisel Sequeira publicó un atinado análisis el domingo en La Nación, titulado  Brasil quiere más que fútbol; quiere vivir mejor, en donde enumera y explica  las causas del descontento popular.

Una de las hipótesis es que  los 40 millones de brasileños que Luiz Inácio Lula da Silva sacó de la pobreza en sus dos administraciones (2003-2011) engrosaron una clase media que ahora demanda más servicios.

“Brasil ilustra bien la inviabilidad de la vida en las megaciudades. No solo en las áreas metropolitanas del tamaño de Río o São Paulo, incluso en la mayoría de las capitales de los estados o en muchas ciudades del interior… El tráfico, la contaminación, la distancia entre la vivienda y el trabajo o la escuela, más allá de la prestación de servicios básicos como saneamiento o energía, tornan la vida muy difícil e irritante para la mayoría de la población”, manifestó Fernando Cardim de Carvalho, profesor de la Universidad Federal de Río de Janeiro, en el artículo mencionado.

El contexto actual permite vaticinar protestas, huelgas y hasta enfrentamientos. La Copa Mundial no solo será una lucha deportiva entre naciones, sino un pulso entre el descontento social y la alegría –efímera quizá – del futbol.

@matablanco

  • Comparta este artículo
Blogs

Mundial de Brasil: pulso entre el 'jogo' bonito y el descontento popular

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota