Blogs

El folclórico avión de ticos rumbo a Brasil

Actualizado el 13 de junio de 2014 a las 01:14 am

Blogs

El folclórico avión de ticos rumbo a Brasil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En palabras de Sir Paul Mccartney,  el viaje fue una “tafies”: cerveza, whisky, chistes del Porcionzón, atajadas de Keylor Navas, canciones de Italia 90. También hubo suspenso: a dos pasajeros los bajaron por tener impedimento de salida a causa de pensión alimentaria, lo que ocasionó que la salida del vuelo se atrasara dos horas. Al final uno de los dos logró resolver su situación; el otro se quedó en Tiquicia viendo el Mundial por tele (“charita” la plata).

Un total de 470 costarricenses –yo soy uno de ellos–  arribó este jueves a Fortaleza para acompañar el equipo patrio en los tres partidos de la fase de grupos.

Desde que estábamos en el Juan Santamaría se sentía el entusiasmo criollo, todos con camisetas rojas; con banderas tricolores que revelaban el lugar de procedencia: Pocora, Guápiles, San Carlos, Río Frío, Sarchí.

Llos ticos viven el Mundial
ampliar
Llos ticos viven el Mundial (Alonso Mata Blanco)

También hubo suspenso: a dos pasajeros los bajaron por tener impedimento de salida a causa de pensión alimentaria, lo que ocasionó que la salida del vuelo se atrasara dos horas.

Hubo aplausos cuando el avión despegó, cuando aterrizó, cuando empezaron a servir las bebidas alcohólicas y cuando Carlos Ramos, el Porcionzón (invitado de honor de la compañía turística Destinos TV) contó su habitual repertorio de cachetones, menecas y tipos tapis.

Para despertar la esperanza se pasó un video con las mejores paradas de Keylor Navas en el marco del Levante español,  y se hizo sonar  en los parlantes la pieza que dice “looooo daremos todo, en el Mundial lo daremos todo”…

Entre tanto tico se coló un panameño procedente de David, entusiasmado con el Mundial pese a que el equipo canalero no está invitado. Dijo que apoyaría a la Sele con bríos, pero en varias ocasiones, a lo largo de las seis horas que duró el charter, se le escuchó melancólico porque su escuadra fue eliminada: “Yo de verdad pensaba que íbamos a clasificar, teníamos un gran equipo”, se lamentaba.

La folclórica excursión tica pisó suelo brasileño con alegría pese al cansancio, lista para disfrutar y apoyar.

¿Pronósticos de los juegos?, digamos que hay esperanza, ni mucha ni poca, la justa medida, la que nos hace conservar los pies en la tierra y, a la vez,  nos mantiene despiertos con las ganas de que la Sele se jale una torta.

En Migración la hinchada tica se topó con aficionados italianos, comenzó el cántico “oe oe oe oeeeee TICOS TICOS”, los azurris se qudaron achicopalados. Luego, en la salida del aeropuerto la marea roja se topó de frente con la barra de Uruguay, la historia fue la misma. Al menos, en apoyo, vamos goleando.

@matablanco

  • Comparta este artículo
Blogs

El folclórico avión de ticos rumbo a Brasil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota