San José | Disfrute la ciudad

Feria del Libro: San José musa, escaparate y difusora.

“… bodegas que hacen de almacenes, apartamentos que operan como oficinas, industrias y patios de maniobra situados en pleno corazón de las barriadas, discurrirán ante sus ojos acostumbrados a aquella ciudad caótica y descalabrada. En cada semáforo el auto será asediado por un contingente de miserables, que se acercarán con la esperanza de inspirar lástima y recibir unas monedas. Uniformados con sus chalecos refractarios a la luz y con sus toscos garrotes los miembros del ejército de cuida-carros que se adueñó de la ciudad, resultan fácilmente identificables”.

La imagen fue robada de  En la Oscurana, novela que me estoy leyendo y que fue escrita por Rodrigo Soto. En el fragmento el autor  retrata  la ciudad capital, inspirado por su encanto y desencanto.
Rodrigo, quien por cierto vive en San José –me lo he encontrado varias veces por las calles de Otoya- ,no es el único que se ha sido  inspirado  por la musa josefina, misma que a partir del viernes 23 de agosto y hasta  1 de setiembre albergará la Feria del Libro.
San José es inspiradora de literatura y escenario de memorables relatos, tal y como los son grandes y legendarias ciudades: Nueva York ( La trilogía de Nueva York, de Paul Auster), París ( Travesuras de la niña mala, de Mario Vargas Llosa) y Madrid ( La invención del amor, de José Ovejero).

La musa josefina se denota en las páginas de Urbanoscopio, Los Peor y Cierto Azul de Fernando Contreras, en Cuentos de San José Oculto, otra vuelta de tuerca de un grupo de escritores,  Laura  Fuentes, Guillermo Fernández y Alfonso Chase, entre ellos; y El Circo del deseo, de Cirus Piedra.

La feria trae variedad de libros y talleres
La feria trae variedad de libros y talleres (Archivo) ampliar

Un esbozo de sus avenidas y callejones desde el Mercado Central hasta Cuesta de Moras, desde los bares de inframundo del casco central  hasta  la arquitectura de ensueño de barrio Aranjuez.
Pero la ciudad no es solo musa, también es  escaparate. Más allá de la fiesta que representa la feria literaria a celebrarse en la Antigua Aduana –de la cual debemos emborracharnos para disfrutar de la goma de letras de la mañana siguiente-, las librerías y compraventas de libros son residentes y caminantes chepeños, ¿qué libro no se puede encontrar en San José?

Figuran en el mapa librería Dulouz  y librería Lehman, así como Libro Azul y Chiloé, y el singular Mora Books; sin olvidar los trueques organizados por Club de Libros en el marco de Enamorate de tu ciudad.

El estante literario muta a menudo en difusora y promotora. Las presentaciones de cuentarios, novelas y poemarios son actividades cotidianas en la agenda de la ciudad.

San José es una ciudad literaria, oculta para muchos.
San José es una ciudad literaria, oculta para muchos. (Archivo) ampliar

Por la Alianza Francesa (Barrio Amón), el Lobo Estepario (al frente de la Democracia),  el Centro Cultural de México (Los Yoses) y en El Farolito (barrio Dent), desfilan letras de la mano de sus autores invitando a los visitantes y residentes josefinos a perderse en sus páginas.

También, en su afán expansionista, la ciudad es brinda un espacio para la realización de talleres de narrativa, por ejemplo  en el Centro Costarricenses de Producción Cinematográfica y en el Espacio Cultural Carmen Naranjo (Estación al Atlántico), en este último los cursos son gratuitos,  inician en setiembre y entre quienes los imparten figuran Diego Delfino y Rodolfo Arias.

San José es un libro esperando a su lector, descubra y disfrute sus páginas.

@matablanco

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

La Nación: Feria del Libro: San José musa, escaparate y difusora.

Otros posts

Últimas noticias