Blogs

El Cine Variedades huele a orines

Actualizado el 31 de julio de 2014 a las 07:13 pm

Blogs

El Cine Variedades huele a orines

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Festival de Cine Europeo fue un éxito rotundo. Hace mucho tiempo no veía tanta gente en el cine Magaly, sala en la que se proyectaron películas de alta calidad como Paraíso: amor, El gran cuaderno y El circulo del amor se rompe.La gente respondió muy bien, lo que significa dos cosas. 1. El público consume cine más allá de Godzilla y Avengers. 2.  La gente está dispuesta a sustituir  las multisalas de los malles por los cines capitalinos.

‘Ninfomanía’ es de las películas más esperadas del Festival de Cine Europeo. Foto: Cortesía de Cine Magaly
ampliar
‘Ninfomanía’ es de las películas más esperadas del Festival de Cine Europeo. Foto: Cortesía de Cine Magaly

Lo que nos dejó el Festival: la esperanza de la recuperación de espacios citadinos a partir del arte.

Habría que agregar el buen acierto de Kubrick, un café situado al lado del Magaly con un toque citadino encantador. El local le sirvió a los cinéfilos para compartir con amigos antes o después de cada tanda.El Festival, en complicidad con el café, logró llevar gente a la ciudad, darle vida a San José, hacerla un punto de reunión. Todo por ¢2.000, precio de las entradas.¿Qué nos queda de esta experiencia? Que si se siguen haciendo actividades culturales, de fácil acceso al público y con buena difusión, la gente seguirá llegando a San José.A medida que la gente tome  la ciudad, ira, poco a poco, desplazando a los elementos negativos que se han apropiado de ella, producto, precisamente,  del abandono, por ejemplo: la inseguridad o la basura.

DescuidadoLo que nos dejó el Festival: la esperanza de la recuperación de espacios citadinos a partir del arte, nos lo arrebató la noticia de que el Cine Variedades está abandonado, sucio y con olor a orines.

En una nota redactada por Alexander Sánchez queda en evidencia la inoperancia y falta de interés por parte de los burócratas para hacer del Cine Variedades un punto de reunión y de ocio josefino, pese a que hasta hace muy poco tiempo lo era.“A ocho meses de que el Cine Variedades fuera adquirido por el Estado costarricense, todavía no hay ni quien lo limpie.Por si fuera poco, el inmueble se mantendría inactivo hasta el 2016 y aún no existe un proyecto detallado de cómo se utilizará.En la actualidad, el edificio patrimonial – cuya compra costó cerca de ¢1.000 millones y que pasó a manos del Estado en diciembre del 2013 –, tiene sus proyectores apagados, el polvo lo inunda y, su fachada, agrietada y sucia, sirve de orinal para indigentes josefinos”, dice el texto publicado en La Nación.

Cine Variedades
ampliar
Cine Variedades

A ocho meses de que el Cine Variedades fuera adquirido por el Estado, todavía no hay ni quien lo limpie.

Hay planes, pero faltan acciones. El proyecto del Gobierno es convertir el Cine Variedades en una cinemateca nacional. Sin embargo, no hay presupuesto para esto.Lástima, se  perdió una gran oportunidad de reactivar la vida en San José, y atraer gente a la ciudad usando como anzuelo el arte.

Al menos nos queda el consuelo del Magaly. El Festival ya acabó, pero se seguirán proyectando películas europeas este fin de semana y, posiblemente, las funciones seguirán este mes. Vaya. Disfrute del cine. Tómese algo en Kubrick. Recupere San José, que no toda la ciudad huele a orines.

@matablanco

  • Comparta este artículo
Blogs

El Cine Variedades huele a orines

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota