Blogs

Brasil 2014

Vivan siempre el trabajo y la paz: así se vivió el juego ante Inglaterra desde la gradería

Actualizado el 24 de junio de 2014 a las 03:54 pm

Blogs

Vivan siempre el trabajo y la paz: así se vivió el juego ante Inglaterra desde la gradería

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Noble patria, tu hermosa bandera expresión de tu vida nos da; bajo el límpido azul de tu cielo blanca y pura descansa la paz.

 

Empieza a sonar el himno y me siento en otro planeta, en uno donde todos son costarricenses, donde todos estamos orgullosos de la patria, donde ninguno hace trampa, le silva a mujeres en la calle o llega tarde al trabajo, es un mundo ideal del tico buen ciudadano. El estadio entero canta como Plácido Domingo (más bien Fidel Gamboa) la letra de José María Zeledón. No hay nada comparable a estar en otro país y escuchar la la letra de tu patria, pero acá, acá es otro nivel, juega la sorprendente Costa Rica, la mantequilla, cenicienta y pobrecitica… la matagigantes que demostró que ser la muerte es pura vida.

Con mi papá, Rafael Mata Chnchilla, en el juego contra Inglaterra. La emoción del estadio es única.
ampliar
Con mi papá, Rafael Mata Chnchilla, en el juego contra Inglaterra. La emoción del estadio es única. (Matablanco)

Cuando anuncié que me venía para Brasil todos me decía que venía a ver como goleaban a la Sele, y ¿saben qué?, en tres partidos solo vi que le hicieron un gol, y de penal.

La partida contra los ingleses no muestra congojas ni produce sobresaltos, es como tomar el sol en Puerto Viejo, es un pacto de caballeros entre los británicos y los orgullosos hijos de campesinos; ellos eliminados, nosotros clasificados. Desde las gradas lo más llamativo es el ingreso del Chiqui como titular, seamos francos: solo a los cartagos  y a Pinto les gusta ese jugador; pero, pese a las críticas Brenes le pone bonito e intenta ser parte de la historia

Así es esta selección, contra todos los pronósticos y malos augurios de propios y extraños, sacó la casta, sacó lo mejor del costarricense.

En la lucha tenaz, de fecunda labor que enrojece del hombre la faz, conquistaron tus hijos labriegos sencillos eterno prestigio, estima y honor.

Cuando anuncié que me venía para Brasil todos me decía que venía a ver como goleaban a la Sele, y ¿saben qué?, en tres partidos solo vi que le hicieron un gol, y de penal.

Lo que si vi fue las agallas de Yelsin Tejeda, de Limón; la velocidad y entusiasmo de Marco Ureña, de Palmichal de Acosta; la serenidad y humildad de Keylor Navas, de Pérez Zeledón; la paciencia y  perseverancia de Bryan Ruiz, de Alajuelita.

Salve, oh tierra gentil! Salve, oh madre de amor! Cuando alguno pretenda  tu gloria manchar, verás a tu pueblo valiente y viril, la tosca herramienta en arma trocar.

Y callamos bocas, de uruguayos petulantes que en el estadio nos trataron con un desprecio terrible, de la prensa internacional, de la prensa local, de muchos que no daban un cinco por el pequeño país del centro de América que se ha empeñado en ser diferente, en darse a respetar, en poner en alto en nombre del país.

Salve oh Patria tú pródigo suelo, dulce abrigo y sustento nos da; bajo el límpido azul de tu cielo…

Vieran la emoción de cantar el himno, vieran el orgullo… el estadio entero unísono, la piel de gallina, los pelos de punta. Gracias Selección, gracias por esta alegría, por demostrarnos que el trabajo duro es recompensado, por demostrarnos que no hay que bajar la cabeza ante nadie…

Vivan siempre el trabajo y la paz!

@matablanco

  • Comparta este artículo
Blogs

Vivan siempre el trabajo y la paz: así se vivió el juego ante Inglaterra desde la gradería

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota