Blogs

Literatura para todos y todas

La Biblioteca Carmen Lyra quiere renacer en el corazón de San José

Actualizado el 16 de abril de 2014 a las 06:30 pm

Blogs

La Biblioteca Carmen Lyra quiere renacer en el corazón de San José

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Eso es lo que pasa con la literatura, nos abre la mente y nos permite soñar, conocer mundos fantásticos y superar las barreras impuestas por el ignorante mundo real.

@matablanco

Las cosas no son como fueron, sino como se recuerdan. Recuerdo poco de la Biblioteca Infantil Carmen Lyra, tengo imágenes sueltas y desordenadas en mi memoria: una mujer leyendo un libro de cuentos a muchos niños, la alfombra en que no sentábamos haciendo un circulo, los colores, los dibujos, mis hermanas; mi madre, que de camino nos contaba quién era Tía Panchita y quién había sido María Isabel Carvajal.

Sin duda, las lagunas y cabos sueltos los he llenado con ingredientes de otros lugares y ficciones, pero, al final de cuentas, lo que tengo en mi cabeza es un retrato de un lugar mágico, maravilloso.

cuentos para siempre
ampliar
cuentos para siempre (...)

Lo que se quiere es que en el centro josefino las historias de Tía Panchita sirvan como catapulta a la literatura y a la imaginación.

En la biblioteca, ubicada debajo del kiosko del Parque Central los niños compartían con niños desconocidos, sin saber, todavía, que era malo hablar con desconocidos; compartían chiquitos de barrio Cuba con chiquitos de barrio Dent, si saber, todavía, de las diferencias de clases; pequeños costarricenses compartían con pequeños extranjeros, sin saber, todavía, el significado de nación o de patria.

Antes de que existieran las redes de cuido, las mamás dejaban a sus hijos en la biblioteca, se iban a hacer mandados, y luego los recogían, de camino el chico le contaba que había leído de un príncipe para el que lo esencial era invisible a los ojos; de camino la chica le contaba que había leído de un negrito amigo de un mono tití; ambos personajes estaban obsesionados con las rosas, con una rosa.Eso es lo que pasa con la literatura, nos abre la mente y nos permite soñar, conocer mundos fantásticos y superar las barreras impuestas por el ignorante mundo real.

La biblioteca cerró en 1993 y así de fácil se apagó la magia y se pasó la página de Carmen Lyra. Ahora, el local se utiliza como centro de operaciones de los trabajadores que se dedican a limpiar la ciudad, en síntesis: para guardar escobas y escobones.

Pero, el recuerdo no muere y a eso apela el escritor Francisco Brenes, quien lidera una iniciativa virtual para alcanzar 1.000 firmas y así presentar una petición oficial a la alcaldesa de San José, Sandra García.

Brenes dice que la iniciativa surgió inspirado en el recuerdo, en todos los momentos bonitos que disfrutó allí cuando niño, y claro, lo motiva que los niños de ahora experimenten esa comunión con la literatura desde pequeños.

Ya varía gente se ha sumado a la campaña pro Tío Conejo, arquitectos y promotores culturales, quienes contribuirán a plantearle un diseño y estrategia al ayuntamiento.

Si quiere unirse haga clic en este enlace.

No hay duda de que Carmen Lyra vive y viven sus personajes, pero, lo que se quiere, es que en el corazón de San José haya un constante recuerdo de ellos y que a partir de sus historias se catapulte la literatura y la imaginación.

  • Comparta este artículo
Blogs

La Biblioteca Carmen Lyra quiere renacer en el corazón de San José

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota