Blogs

¿Quién es Edith Windsor, el tercer personaje del 2013?

Actualizado el 20 de diciembre de 2013 a las 01:21 pm

Blogs

¿Quién es Edith Windsor, el tercer personaje del 2013?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Edith Windsor protesta frente a la Suprema Corte en Washington, el 27 de marzo.
ampliar
Edith Windsor protesta frente a la Suprema Corte en Washington, el 27 de marzo. (AP.)
En su esperada lista de cada año, la revista Time designó a Edith Windsor como el tercer personaje del 2013, solo detrás del papa Francisco y Edward Snowden. Aunque su nombre sonó mucho menos que el de estos dos, lo que esta anciana consiguió este año en Estados Unidos marcará un quiebre histórico en la legislación de derechos humanos en esa potencia de 316 millones de habitantes.

El logro de esta mujer no fue más que el desenlace de una experiencia que vivieron muchas otras personas como ella.

Edith Windsor es lesbiana. A inicios de la década del 60 conoció a Thea Spyer, con quien se comprometió en una playa en 1967. Para evitar preguntas incómodas –y peligrosas– no hubo anillo, sino solo un discreto broche de diamantes que Edith aún lleva consigo.

A Thea le diagnosticaron esclerosis múltiple, y Edith optó por dejar su importante puesto en IBM para cuidar a su pareja. Cuando los médicos le pronosticaron solo un año de vida, Thea le preguntó a Edith si aún quería ser su esposa. La respuesta fue un "sí", volaron a Toronto y contrajeron matrimonio en el salón de un hotel. Eso fue en el verano del 2007. A los 21 meses, Thea falleció.

Días después, Edith recibió una inesperada carta que sacudió aún más su duelo. El fisco le estaba cobrando unos 360.000 dólares por recibir una casa heredada de su pareja, ya que el Gobierno federal no reconocía su boda. "Si Thea fuera Theo, no habría tenido que pagar esa cifra", reaccionó Edith en aquel momento.

La razón de ese cobro estaba en la ley DOMA (Defense of Marriage Act), aprobada por Bill Clinton en 1996 y que definía el matrimonio solo como la unión entre un hombre y una mujer. Así, las parejas gais carecían de un millar de derechos federales, como herencia, pensión o residencia.

Con la carta entre sus manos, Edith decidió actuar. Presentó una denuncia que, casi cuatro años después, terminó el pasado 26 de junio con la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de derogar la ley DOMA. Aunque el matrimonio entre homosexuales era ya legal en 12 estados, estas parejas no contaban con los mismos derechos que las demás.

PUBLICIDAD

Con esa decisión, el Tribunal dejó el debate en manos de los estados, que debían decidir uno por uno si cambiaban sus políticas sobre el matrimonio homosexual. Esta semana, Nuevo México se convirtió en el decimoséptimo estado en aceptar esas bodas (además del distrito de Columbia). En cambio, otros 29 han agregado enmiendas a sus constituciones para prohibir el matrimonio entre homosexuales.

El día del histórico fallo, Edith recibió la noticia a través de una llamada telefónica del propio Barack Obama. Minutos después, en un encuentro con los periodistas, la mujer celebró: "Los niños que nazcan hoy crecerán en un mundo sin una ley discriminatoria y aquellos niños que son gais serán libres para crecer y amar y contraer matrimonio. Si tenía que sobrevivir a Thea, ¡qué forma más gloriosa de hacerlo!". En su chaqueta brillaba el broche de diamantes con el que inició su lucha.

  • Comparta este artículo
Blogs

¿Quién es Edith Windsor, el tercer personaje del 2013?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota