Blogs

Una amenaza a la transparencia prometida por Rodolfo Villalobos en la Fedefútbol

Actualizado el 01 de febrero de 2016 a las 09:00 am

Blogs

Una amenaza a la transparencia prometida por Rodolfo Villalobos en la Fedefútbol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

“Hablamos de transparencia, de valores, porque el fútbol mundial se ha visto afectado en los últimos meses y necesitamos devolver la credibilidad”. Así respondió Rodolfo Villalobos en una entrevista con este diario cuando se confirmó su candidatura a la presidencia de la Federación Costarricense de Fútbol, un 26 de agosto del 2015.

Cinco meses después, una vez sentado en la silla que dejó vacía su amigo Eduardo Li, quien hoy está en una celda en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, Estados Unidos, involucrado en el tsunami de corrupción que empaña a la FIFA, Villalobos propone reformar los estatutos en la Fedefútbol, ideas que limitarían los controles a lo interno de la Federación y le otorgarían un mayor poder al Comité Ejecutivo que él encabeza.

¿La transparencia y los valores?

Rodolfo Villalobos, presidente de la Fedefútbol.
ampliar
Rodolfo Villalobos, presidente de la Fedefútbol. (Archivo GN)

La Nación le puso una piedra en el camino a las propuestas que, a mi parecer, no tienen ningún sentido ético, solamente limitarían el acceso al término más usado en la campaña de Villalobos: transparencia.

Vamos paso a paso. Según la publicación de José Pablo Alfaro, la actual dirigencia pretende que los miembros de la comisión de auditoría interna ya no sean elegidos por la asamblea general, órgano superior conformado por los representantes de cada liga en el que hay asambleístas que comparten el pensar de Villalobos y otros que no. Natural en una democracia.

Además, le daría potestad de separar a cualquier miembro si el trabajo realizado no es “bueno”.

Para rematar los controles, la necesidad de una auditoría externa quedará sujeta al parecer del Ejecutivo.

¿La transparencia y los valores?

Las fiscalizaciones externas reflejaron en su momento gastos desmedidos por el Comité Ejecutivo. Por ejemplo, en el 2006 hubo erogaciones en restaurantes nacionales por más de ¢3 millones para cancelar almuerzos y cenas, en un lapso de siete meses.

Estas fiscalizaciones son necesarias para conocer el manejo financiero de la cabeza del balompié costarricense, en el que se mueven millones de dólares por año.

¿Por qué limitar la democracia?, ¿por qué condicionar?

Uno de los pecados de Eduardo Li fue la concentración de asuntos importantes, negociar a solas con la transnacional Traffic, empresa que habría distribuido sobornos desmedidos a 30 dirigentes que involucran a la Concacaf y a la Conmebol.

Hay ejemplos recientes que dejan enseñanzas.

Antes de recibir una respuesta banal con el argumento de que la Federación Costarricense de Fútbol es un ente privado, vale recordar que el rubro más importante del presupuesto lo genera la gran masa de aficionados por concepto de taquillas, y la Fedefútbol se debe a ellos.

Los asambleístas atinaron en una abrumadora votación de 31 a 0 el viernes anterior y la decisión más cuerda es la de analizar los estatutos para determinar si deben ser reformados.

Transparencia y valores, no olviden el lema.

  • Comparta este artículo
Blogs

Una amenaza a la transparencia prometida por Rodolfo Villalobos en la Fedefútbol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota