Blogs

Semifinales Invierno 2015

Confesiones arbitrales que respaldan la queja florense sobre la ayudita al Saprissa

Actualizado el 15 de diciembre de 2015 a las 10:55 am

Blogs

Confesiones arbitrales que respaldan la queja florense sobre la ayudita al Saprissa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El arbitraje será siempre un tema candente en el fútbol, es señalado cuando se roba el protagonismo y pocas veces los réferis son reconocidos cuando pasan desapercibidos en un juego. Cuando nadie habla del árbitro, fue porque hizo bien su trabajo.

El juego de ida de la semifinal entre Saprissa y Herediano quedó empañado. Los morados fueron muy superiores en el campo, no hay duda, pero recibieron una ayuda: un gol.

Quizás me digan loco. ¿Por qué uno si fueron dos goles los polémicos? Simplemente creo que en el tiro libre el silbatero no tuvo injerencia directa. Después de la falta sancionada, que no existió, el volante Marvin Angulo y el arquero Leonel Moreira libran un mano a mano, en el que el florense perdió por su propio pecado.

¿Tiene culpa Ricardo Montero de la habilidad que posee Angulo para hacer un buen remate? No. ¿Tiene culpa Moreira de ubicarse mal? Sí.

La balanza la inclinaron el línea Christian Foster, el gran juego colectivo del Saprissa y la pésima noche florense.

El único florense que tuvo la sinceridad de subrayar la buena actuación morada fue el técnico Odir Jacques, cuando dijo que su equipo tuvo una noche negra en Tibás y aceptó la culpa del desastroso juego de sus hombres.

Un gol puede definir todo en una semifinal, como el tercero del Saprissa, que fue obra de Marvin Angulo pese a que el balón no entró.

Da coraje ver como un asistente tiene el cinismo de admitir que está mal ubicado en esa acción y a pesar de eso señaló la anotación, pues tuvo la valentía de correr al centro. Las declaraciones de Foster en La Nación lavan la voluntad.

La Comisión de Arbitraje es sensata, reconoce los graves errores y es bueno que se le explique al aficionado con la franqueza que lo hizo el presidente Óscar Alfaro.

El desempeño de los encargados de llevar la "justicia" al campo preocupa cada vez más. Al señor Alfaro le están fallando los de experiencia en los juegos de suma importancia; no olvidemos el duelo Alajuelense ante Herediano, cuando la misma Comisión castigó a Wálter Quesada por dos malas decisiones que influyeron en el marcador, al anular un gol a Allen Guevara y no marcar un penal en una falta sobre Andrés Lezcano. Por cierto, los florenses no sacaron la guitarra en esa ocasión.

Lo que resta es mucho trabajo para los señores de negro, que Herediano se quite el traje de equipo pequeño con el que salió a jugar el domingo y que el Saprissa (que no tuvo la culpa de recibir la ayuda) siga reafirmando su alzada.

  • Comparta este artículo
Blogs

Confesiones arbitrales que respaldan la queja florense sobre la ayudita al Saprissa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota