Blogs

Futuro del fútbol garantizado

Esos chiquillos de la Sub 17 son un orgullo para Costa Rica

Actualizado el 29 de octubre de 2015 a las 09:04 pm

Blogs

Esos chiquillos de la Sub 17 son un orgullo para Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Selección Sub 17 hace historia en el Mundial de Chile.
ampliar
La Selección Sub 17 hace historia en el Mundial de Chile. (Fedefútbol)

Derribar gigantes en un Mundial de fútbol dejó de ser una utopía para Costa Rica.

La Selección Sub 17 se clasificó a los cuartos de final de la cita planetaria Infantil que se disputa en Chile y ahí, esos chiquillos nos revivieron los dulces y gratos recuerdos de lo que fue Brasil 2014.

Pero si lo pensamos mejor, esos penales tan bien ejecutados por parte de la Tricolor, había que gritarlos con mucha más euforia, porque ahí está nuestro futuro.

La Sele tuvo sus oportunidades para ganarle a la poderosa Francia sin necesidad de ir a la ruleta rusa.

Pero no importa, porque esas ejecuciones de los infantiles nos dejan otra satisfacción. Al fin, un equipo nuestro se muestra completamente eficaz desde el manchón blanco.

infografia

Costa Rica superó en octavos de final a Les Bleus, a ese campeón de Europa que fue el único equipo que jugó la fase de grupos sin dejar ni un solo punto en el camino y que era el gran favorito para quedarse con la Copa.

La ilusión de los galos llegó hasta que se topó con Costa Rica y ni siquiera Luca Zidane, el hijo de Zinedine Zidane pudo hacer algo para evitar la algarabía tica.

Esos chiquillos de Marcelo Herrera saben jugar, nos hacen olvidar las penas de una generación que acaba de fracasar en su intento por clasificarse a los Juegos Olímpicos de Río 2016 y que no sabe lo que es ir a un Mundial.

Más allá de que tienen todas las probabilidades de seguir haciendo historia en esta Copa del Mundo, con estos muchachitos nos queda una gran esperanza, porque en sus manos; o mejor dicho, en sus botines, está el futuro del fútbol de Costa Rica.

En agosto próximo nos tocará ver por televisión los partidos del fútbol masculino de Río 2016, pero no hay que lamentarnos más.

Si a estos discípulos de Popeye se les respeta el proceso, se les da continuidad y no se cometen los mismos errores que provocaron la desaparición de varios de aquellos talentos que se proyectaban hacia una consolidación por lo que mostraban en el Mundial Juvenil de Egipto en 2009, es muy probable que Costa Rica pueda volver a unos Juegos Olímpicos.

Sin duda, estos chiquillos son un orgullo nacional y si hoy están en el Mundial Sub 17, veo mi bolita de cristal y me atrevo a pronosticar desde este momento que ellos irán a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

  • Comparta este artículo
Blogs

Esos chiquillos de la Sub 17 son un orgullo para Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota