Blogs

La explosión de Rónald Matarrita

Actualizado el 21 de noviembre de 2015 a las 01:27 am

Blogs

La explosión de Rónald Matarrita

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Muchos jugadores figuran con su club y a la hora de llegar a la Selección pareciera que se bloquean y no rinden igual.

Otros se las ingenian para ser de los mejores en su equipo y se crecen con la Tricolor. Y este es el caso de Rónald Matarrita.

El alajuelense apenas tiene 21 años y tras sacar buena nota en los amistosos de la Mayor contra Brasil y Uruguay, Óscar Ramírez reconfirmó lo que ya intuía.

Con la misma convicción con la que lo hizo debutar en Primera División con la Liga, el Macho presentía que Matarrita no lo iba a defraudar en la Sele; y para variar, el estratega acertó con su corazonada.

infografia

Rónald Matarrita lucha por quitarle el balón al panameño Valentín Pimentel. | Foto: AP

A Rónald lo conocí cuando hacía sus primeras armas.

Lo ví debutar con la Selección Sub 17 en el estadio Ébal Rodríguez, en Guápiles, en la triangular de Uncaf rumbo al Mundial Infantil de México 2011.

Aquel 26 de octubre de 2010, Costa Rica le ganó 8-0 a Nicaragua y Matarrita actuó los 90 minutos.

Tras eso, él no actuó cuatro días más tarde frente a El Salvador.

La Sub 17 avanzó al Premundial de la Concacaf en la pomposa y exuberante ciudad de Montego Bay, en Jamaica.

Ahí estuve y presencié las primeras jugadas de Matarrita con un uniforme patrio en el extranjero.

Él no jugó en la victoria contra Haití (1-3); pero sí lo hizo el 18 de febrero de 2011 en el triunfo ante los salvadoreños (3-2).

Fue la primera variante de Luis Diego Arnáez. Matarrita ingresó a la cancha del estadio Jarrett Park en el minuto 46, en sustitución de Malcom Frago.

En esa época no era lateral, más bien actuaba como atacante.

Cuatro días después, fue titular en el estadio Catherine Hall.

Costa Rica se enfrentaba a Panamá y los canaleros ganaron con un gol de Alfredo Stephens al 76'.

Ahí se acabó ese sueño mundialista para los ticos; pero fue la primera experiencia importante para muchos, una prueba que le empezó a forjar el carácter a figuras como Matarrita.

infografia

La Selección Sub 17 en el Premundial Infantil en Montego Bay en 2011. Atrás, de izquierda a derecha: Jussef Delgado, Pedro Román, Fabricio Quintero, William Fernández, Kishner López, Jean Scott, Luis Sequeira, Kelin Angulo, David Acuña y Gabriel Leiva. Adelante: Eduardo González, Clever Facey, William Quirós, Jake Beckford, Malcom Frago, Rónald Matarrita, José Badilla, John Jairo Ruiz y Reimond Salas. | Foto: Fanny Tayver

En esos tiempos, Rónald no era de la argolla. Se le veía un gran talento con el balón. Él prefería hablar en la cancha, característica que aún conserva.

Pertenece a una generación a la que le ha costado consolidarse, pero él es de los pocos que se salió del saco y tras pasar por los procesos de selecciones menores, al llegar a la Mayor evidencia que no le pesa la camiseta.

En poco tiempo, Matarrita ha dado grandes pasos. En su rol como lateral izquierdo logró que no se sienta un vacío con la ausencia por lesión de Bryan Oviedo.

Sacó buena muy buena nota en casa contra Haití. Además, de visita, conservó ese mismo rendimiento frente a Panamá.

Matarrita ya agregó dos partidos eliminatorios a su expediente de vida y sigue cotizándose.

No en vano, La Nación informó en días pasados que equipos de Brasil, México, Argentina y Estados Unidos ya están interesados en llevárselo.

Y cómo no... Si futbolistas con las características de él son los que escasean y, por lo tanto, los que todos buscan.

"Jugar en el exterior es el sueño de cualquier jugador, pero no me vuelvo loco, lo que quiero es terminar este torneo y ojalá siendo campeón. Después, serán mi representante y los dirigentes quienes tomen decisiones; yo me concentro en Alajuelense", declaró Matarrita.

Esas palabras me hacen pensar que Rónald sigue siendo aquel muchachito que conocí en 2010. Con gran talento, velocidad, buen dominio de pelota, soñador y con sus botines bien puestos sobre la tierra.

Solo hay que darle tiempo al tiempo, pero lo más seguro es que así a como el Macho se ganó un hombre eficaz y audaz para la eliminatoria rumbo al Mundial Rusia 2018, pronto tendremos un legionario más.

  • Comparta este artículo
Blogs

La explosión de Rónald Matarrita

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota