Blogs

Las corredoras merecen respeto

Lo que faltaba: un golpe vergonzoso al ciclismo tico

Actualizado el 06 de abril de 2017 a las 11:13 pm

Blogs

Lo que faltaba: un golpe vergonzoso al ciclismo tico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Si yo fuera dirigente se me caería la cara de vergüenza anunciar que el evento más esperado del año se aplaza, estando a la vuelta de la esquina.

Cómo se les puede explicar a esas muchachas que hacen sacrificios todos los días para prepararse que el tiempo que invirtieron para llegar lo mejor posible a la Vuelta Femenina se lo lleva el viento, porque la carrera se traslada de abril a julio, si no es que llega otro aviso, pues la Unión Ciclista Internacional (UCI) tiene que aprobar la nueva fecha.

Qué se le dice a esas ciclistas que se entrenan de madrugada, trabajan o estudian de día y tienen que llegar a hacer oficio de noche a sus hogares y que nadie pensó en el pico alto de su curva de rendimiento sobre la bicicleta.

Cómo se les puede justificar que hace unos pocos años Costa Rica tenía una de las mejores carreras por etapas en América a nivel femenino con presencia de equipos profesionales y que hoy la Vuelta está en la cola de un venado.

En lugar de avanzar, se retrocede y eso duele porque esta situación pasa luego de que el ciclismo femenino había evolucionado hasta llegar por primera vez en la historia a la línea de salida de la carrera de ruta de unos Juegos Olímpicos.

Coincide en que por la fecha las afectadas son las chicas, pero estoy completamente segura de que si este episodio se hubiese presentado a finales de año, nunca se hubiera aplazado la Vuelta a Costa Rica.

Es hora de que nos pongamos serios, el ciclismo no merece que se maneje como una pulpería y necesita que de una vez por todas quienes toman decisiones maduren.

Los anónimos ya pasaron de moda, aunque siguen vigentes y la verdad es que no hay nada mejor que hablar de frente.

Cada vez que se acerca una elección de Junta Directiva en la Fecoci es lo mismo y las situaciones se agravan hasta el punto en el que esta vez ya hubo damnificadas: las ciclistas.

Fabio Acosta pidió la palabra en la conferencia de prensa más extensa y más extraña a la que he acudido en mi vida y señalaba que por qué no se varía la fecha de la Asamblea, en vista de que siempre puede chocar con la Vuelta Femenina.

Su punto es válido, aunque hay que recordar que el giro de las muchachas varía siempre.

Yo sinceramente pienso que el problema se resuelve fumigando el choque de egos.

El ciclismo tiene gente valiosa, que sabe mucho, que tiene muy buenas intenciones y que muchas veces no se valora ese esfuerzo, convirtiéndose en un círculo vicioso hasta que le llega a lavar la voluntad al más fiebre.

Los ciclistas no tienen la culpa de que haya una Junta Directiva saliente y una entrante, en la que inclusive hay dos integrantes que se mantienen en el directorio.

Si quienes se fueron tenían todo avanzado para la realización del evento, por qué no se le dio continuidad a eso.

Si quienes llegaron no tienen tanta experiencia, por qué no buscaron a quienes dejaron la Fecoci para que los asesoraran.

¿Es tanto el ego que no se puede buscar una conciliación? Hablando se entiende la gente y avanza el ciclismo, de lo contrario, pasa lo que ocurrió.

Esa transición perfectamente se pudo realizar, simplemente era poner el ego abajo, que los que salen se marchen por la puerta grande y que los que llegaron tomaran este evento como un simulacro de lo que les espera en la organización de eventos.

Al aplazarse la Vuelta Femenina por tres meses se maltrató a las pedalistas, se le dio un golpe al deporte de los pedales en general y aunque suene muy obvio, aquí hay algo que se omitió y es que sin ciclistas no hay ciclismo.

  • Comparta este artículo
Blogs

Lo que faltaba: un golpe vergonzoso al ciclismo tico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota