Nintendo | Homenaje al expresidente de Nintedo que falleció el día de ayer a los 85 año.

Gracias por Nintendo, Hiroshi Yamauchi San.

Hiroshi Yamauchi, expresidente de Nintendo.
Hiroshi Yamauchi, expresidente de Nintendo. ampliar

Rara vez escribo desde una perspectiva meramente personal en este espacio. A pesar de ser un blog, normalmente intento mantener "Jugador 1 " como un sitio meramente noticioso. Sin embargo hoy quiero compartir una historia en honor a Hiroshi Yamauchi, ex-presidente de Nintendo, que estuvo al frente de la compañia por más de 5 décadas y que falleció el día de ayer. Un pequeño homenaje a un hombre que cambió mi vida y el mundo de los videojuegos para siempre.

De "NiñoFan" a Fan

Desde que escribo este blog se me ha acusado en diversas ocasiones de ser un "fanboy", de preferir un sistema sobre otro. Si bien les aseguro que esto no es cierto en este momento, acepto que en otros tiempos si fue así. Recuerdo las discusiones que tuve mucho tiempo con fanáticos de Sega y luego de Sony (la PC es un mundo aparte) sobre como Nintendo era claramente superior, luego abrí los ojos, hablé menos, jugué más y fui un "gamer" más feliz. Pero aún así Nintendo siempre ha estado en mi corazón, a pesar de que a veces toma decisiones que no entiendo, pero eso es comentario para otra ocasión.

Un niño y sus amigos de infancia

Mi historia con Nintendo es extraña, debo confesar que en mi juventud nunca tuve un Nintendo Americano, jugué mucho en el de mi primo y luego en "videos", pero mi primera consola fue un Atari 2600, además de jugar mucho en PC. De que todas formas sentía que me faltaba algo, por lo que mis papás me prometieron que si sacaba buenas notas me iban a comprar por fin el famoso Nintendo que todo el mundo parecía tener. Luego de cumplir mi parte, llegaron a la casa con otro Atari 2600, pero con la particularidad que este tenía 1000 juegos incorporados, el dependiente de la tienda les dijo que era mejor y a mi se me rompió un poco el corazón.

Por tanto mi primera consola de Nintendo la tuve hasta varios años después , fue un Super NES, y como a muchos Super Mario World me cambió la vida, era glorioso comparado con lo que estaba acostumbrado. Poco tiempo, después me compraron un Game Boy cuando yo quería un Game Gear, en esta ocasión mis padres acertaron plenamente, una de cal y otra de arena. Jugar un juego tan simple como Tetris con un "cable link" a los 8 años, con primos de tu edad, resultó ser una experiencia iluminadora. De pronto no importaba que el aparato no tuviera colores o se viera feo, " lo importante era el gameplay, no los gráficos", la diversión pura es algo que se puede entender sin necesidad de explicaciones, esa fue la lección que me dió Nintendo.

Después de eso no hubo vuelta atrás, y todo lo que compré en consolas por mucho tiempo tenía que tener una " N" al frente, pues mis nuevos amigos habitaban solamente en esa consola:
El plomero que se vestía de rojo y su hermano, el duende verde que usaba una espada para rescatar a una princesa, la cazarrecompensas anaranjada, el mono que quería recuperar su botín de bananas, el zorro que viajaba en naves por el espacio, los encantadores monstruos que había que atraparlos a todos (sobre todo la rata eléctrica amarilla) e incluso el robot azul que disparaba rayos que me parecía de la familia.  

En algún momento cambié mi Nintendo 64 por un Playstation con un amigo por una semana y conocí a otros amigos como Solid Snake, Jill Valentine y Cloud, mucho antes había conocido a un erizo azul que si bien era enemigo, me gustaba mucho, ya que destilaba personalidad y era muy veloz, muy veloz. Entre un poco de esto y un poco de aquello con el tiempo dejé mi afición única a Nintendo.

Sin embargo al día de hoy la sigo considerando la compañía que más ha aportado a esta industria, idea que expone muy bien Chris Kohler en su libro " Power-Up: How Japanese Video Games Gave the World an Extra Life", lectura recomendada.

Hiroshi Yamauchi, el hombre que convirtió un negocio de cartas en una multinacional.

La culpa de todo esto la tuvo un japonés llamado Hiroshi Yamauchi, el cual falleció el día de ayer debido a una pulmonía a los 85 años. Hiroshi, tercero de la familia al mando de la compañía, transformó Nintendo de un fabricante de juegos de cartas y juegos de mesa a un gigante mundial de videojuegos.

Yamauchi se hizo cargo de la empresa en 1949, cuando tenía sólo 22 años de edad. Nintendo fue fundada en 1889 por su abuelo Fusajiro Yamauchi como fabricante de hanafuda, naipes japoneses tradicionales con imágenes de flores en sus rostros. Ante la eventualidad de la muerte,  Yamauchi abandonó la Universidad de Waseda para dirigir Nintendo.

"Sería una mentira si dijera que estaba entusiasmado con hacerme cargo de Nintendo", dijo Yamauchi en 1986, como se cita en el libro del 2010 "Una historia de Nintendo". "Yo era joven y tenía sentimientos encontrados, pero delante de mí tenía un negocio familiar sin cabeza y todos sus empleados a la espera de saber qué iba a pasar con ellos."

En Game Over, un libro publicado en 1993, el escritor David Sheff nos cuenta que los empleados de Nintendo " resentían la juventud e inexperiencia de Yamauchi, y en respuesta, este despidió a todos los gerentes que quedaban del reinado de su abuelo."

Yamauchi fue tan solo fue el tercer presidente que Nintendo hubiera tenido y dirigió la compañía hasta el año 2002, año en el cual dejó el cargo debido a la mala salud, continuando solamente como asesor. Al finalizar su mandato, la compañía  quedó en buena forma: las ventas alcanzaron los 4,5 mil millones de dólares y las ganancias casi se triplicaron a 1,3 mil millones de dólares, gracias en parte al éxito de un nuevo reproductor portátil de videojuegos, Nintendo DS.

El ascenso de Nintendo

Aunque la compañía era el principal fabricante de tarjetas hanafuda, Yamauchi soñaba convertirla en algo mucho más grande. En la década de 1950, comenzó a vender las cartas tradicionales del oeste y llegó a un acuerdo con Disney para producir tarjetas de licencia con Mickey Mouse y otros personajes, que fueron un gran éxito . En la década de 1960 se puso en marcha la entrada de Nintendo en la bolsa y cuando las ventas de cartas cayeron, Yamauchi se embarcó en varias empresas donde perdió dinero como comida, taxis y hasta hoteles de amor.

Cuando todo esto falló, decidió volver a centrar Nintendo en el negocio de los  juegos con la introducción de una línea de juegos de mesa. Cuando estos llegaron a ser populares, amplió la empresa en los juegos electrónicos en la década de 1970, lo que fue su entrada en el mercado de los videojuegos .

Yamauchi encabezó Nintendo a medida que avanzó en el negocio de arcade, con éxitos como Donkey Kong. Y fue el presidente de Nintendo durante los lanzamientos del NES, SNES, la línea Game Boy, N64 y la Gamecube, todas piezas transformadores del entretenimiento electrónico.

Homenaje a un visionario

Si alguien aún tiene dudas sobre la visión de este hombre termino este homenaje con una anécdota obtenida del libro de lectura recomendada, "Game Over", de David Sheff

Arakawa suplicó Yamauchi hasta que su suegro, finalmente, puso a alguien de jerarquía en el proyecto. El gerente Gunpei Yokoi se le dió la tarea supervisar el trabajo del joven aprendiz al que Yamauchi habia pedido crear un juego muy importante."Pero él no sabe nada de juegos de video" se quejó Yokoi.

Yamauchi respondió que no había nadie más disponible.

El joven que Yamauchi habia elegido no era de ninguno de los grupos de ingeniería, de hecho, él ni siquiera era un ingeniero, pero tenía entusiasmo y algunas ideas interesantes sobre los videojuegos y las formas en que estos debían ser diseñados.

Cuando Yamauchi le informó a Arakawa su decisión, su yerno se enfureció. Necesitaban un juego superior para salvar el negocio y Yamauchi habia puesto a un aprendiz inexperto en el trabajo. ¿Por qué Yamauchi le sedujo con llevarlo a los Estados Unidos si él iba a estropear la operación? Pero no había nada que Mino pudiera hacer, y débilmente preguntó a su suegro, ¿Cuál es el nombre de este aprendiz?

Yamauchi respondió: Shigeru Miyamoto.

Descansa en paz Hiroshi Yamauchi San.


Los dejo con este documental que me encontré si quieren aunar más en la vida de este genio.


Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

La Nación: Gracias por Nintendo, Hiroshi Yamauchi San.

Otros posts

Últimas noticias