Blogs

Nexus 4 con Android Jellybean: el Saab de los smartphones

Actualizado el 01 de abril de 2013 a las 12:00 am

Blogs

Nexus 4 con Android Jellybean: el Saab de los smartphones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

 Nexus 4 con Android Jellybean: el Saab de los smartphones - 1
ampliar
Nexus 4 con Android Jellybean: el Saab de los smartphones - 1
No es común iniciar una columna de teléfonos celulares con una analogía sobre el mundo automotriz. Sin embargo, la peculiaridad en la forma de diseñar vehículos del extinto fabricante sueco es perfecta para explicar mis conclusiones a tres semanas de usar un Google Nexus 4 con Android Jellybean 4.2.2.

Me explico. Saab fue un fabricante aventurado; uno que trazó su propio camino. Diseñó carrocerías bulbosas y redondeadas cuando el resto buscaba ángulos rectos; serán recordados por usar un turbocargador en un auto de pasajeros pequeño; Tuvieron la audacia de instalar el llavín de ignición fuera de la columna de dirección y entre los asientos del conductor y el pasajero porque creían que era lo mejor.

Saab diseñaba sus autos para que tuvieran "alma", si eso es posible en un objeto inanimado. Un estudio realizado por Rüdiger Hossiep, psicólogo de la Universidad del Rin enn Bochum, Alemania , concluyó que los dueños de los Saab tienen un involucramiento psicológico mayor que cualquier otro dueño de vehículos. Esto ocurre todavía hoy, pese a que Saab dejó de producir automóviles en el 2005.

Regresemos a los smartphones. En un nicho dominado por Samsung, Apple y Nokia, es refrescante ver una opción que apunta hacia una dirección distinta. Tanto Apple como Samsung están en enfrascados una guerra por ver quién puede vender la mayor cantidad de aparatos y gastando la menor cantidad de dinero en el proceso. Esa estrategia es buena para el negocio, pero no tanto para la innovación.

Google, me parece, no quiere seguir ese camino. La propuesta de la marca "Nexus" es distinta, en el tanto ofrece la versión pura de Android. Nexus apaga el ruido generado por Apple y Samsung y se enfoca en mejorar la experiencia del usuario a paso redoblado en un sistema operativo que apenas y alcanza el lustro de edad.

Como usuario por años de Apple, uno llega a acostumbrarse a que las cosas funcionen bien. El iPhone, frente a la competencia, no hará todo lo que los otros ofrecen pero lo que hace lo hace muy bien. Y bajo esa óptica es que comento mi experiencia en el mundo Android.

A mi parecer, el Jelly Bean es un trabajo en construcción. Hoy el ambiente 4.4.2 de Android es agradable a la vista y con una funcionalidad mucho más amplia que el iOS 6. Mencioné en la columna anterior que la actualización más reciente es muchísimo más refinada que las "versiones Nikelodeon" de Gingerbread.

Por ejemplo, los diseñadores de Android han entendido que el homescreen de los teléfonos puede ser mucho más funcional que un catálogo de apps. Uno activa el teléfono constantemente para buscar datos rápidos y Android soluciona muy bien esta necesidad con los widgets. iOS paga caro la testarudez de Steve Jobs y ha evolucionado poco desde el 2007. Sus notifications son una pobre adaptación a este tipo de problemas.

Eso no quiere decir que Android esté libre de pecado. En dos semanas intensivas de uso, descubrí que el Nexus 4 es mucho más propenso a errores y fallas de sistema que un iPhone. Me sorprendió sobre manera que, en un momento, hasta Google Earth ocasionara que el teléfono se pegara y tuviera que reiniciarlo. Esto es inconcebible

En otros hechos, el Nexus 4 relaciona contactos con números marcados de formas insospechadas. Ahora resulta que el número celular de mi esposa aparece con el avatar de un compañero de trabajo. Espeluznante.

Sumémosle a esto momentos donde el teléfono se ha quedado a la espera de algo que desconozco, que se queda prendido en mi bolsillo sin que me dé cuenta y que no he logrado mantener un volumen homogéneo entre aplicaciones. Todo esto es desconcertante para un usuario iPhone.

Al final del periodo de prueba, me asalta la duda si debo o no recomendar este teléfono. Me parece que el precio del hardware es difícil de vencer. Un teléfono así de bueno por la mitad del S3 o del iPhone 5 es algo que no se puede ignorar. Jelly Bean 4.4.2 es un buen sistema, pero requiere de más expertise para ponerlo a funcionar de forma óptima. La combinación del Nexus 4 con Jelly Bean es, al igual que los autos Saab, un gusto adquirido.

  • Comparta este artículo
Blogs

Nexus 4 con Android Jellybean: el Saab de los smartphones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota