|

Cobro por descarga en Internet móvil: ¿Se vale cambiar de discurso?

Antes de solicitar un cambio de cultura a los clientes de Internet móvil, Sutel debería primero presentar de una buena vez el estudio de calidad en el servicio que prometió para finales del 2013

¡Cómo cambian las cosas! Recuerdo como si fuera ayer (en realidad fue desde mediados del 2013) cuando las operadoras de telefonía celular zapateaban ante la opinión pública la urgencia de implementar un modelo de cobro por descarga para sustituir el cobro por velocidad para el servicio de Internet móvil. Justificaron la apremiante necesidad de la medida para administrar y controlar mejor el uso del acceso a la web y evitar el uso abusivo del recurso

"El modelo vigente, el cobro por velocidad, fomenta el uso irrestricto e ilimitado del Internet móvil y eso genera problemas en la red". Este es el mantra que repitieron las tres empresas de telefonía constantemente para justificarse ante las quejas cada vez en aumento por la calidad del servicio de conexión. Le endosaron la culpa a 5% de los usuarios que se mantenían contectados 24/7 y usaban el servicio como se los habían ofrecido.

Pero el martes, en el programa ADN Hoy, escuchamos a representantes de las tres empresas bajarle el tono a la necesidad y el impacto de implementar propuesta de la Superintendencia de Telecomunicaciones.

Hubo una reacción virulenta por parte de los usuarios contra la iniciativa del ente regulador. Hasta el gobierno comenzó a levantar las cejas cuando visualizó el impacto que podría tener esta medida de cobro por descarga en programas educativos del MEP. ¿Será por eso que pasamos de urgente a solo una opción más?

Para mi sorpresa, los representantes de los operadores insistieron que el cobro por descarga coexistiría en un modelo híbrido junto al actual. La tarifa de ¢0.0075 por kilobyte descargado es una cifra tope y los representantes aseguraron que esto no necesariamente significa que los clientes deban pagar más por el servicio.

Nuevo cobro por desgarga. Coexistiendo con cobro por velocidad. Los precios casi que se mantendrán iguales. Hay algo que simplemente no me calza.

El argumento de que 5% de los usuarios tienen secuestrada la infraestructura de internet nunca me ha convencido. No he escuchado explicaciones técnicas claras y sencillas para que me ayuden a entender este fenómeno.

De ser así, ¿Por qué los operadores se esperaron más de seis meses para implementar el cobro por descarga para los clientes prepago aprobado en octubre del 2012? Ya para ese entonces estas empresas se quejaban de el modelo de cobro por velocidad les generaba problemas de desempeño en las redes

¿Y por qué ahora pasamos de "tenemos que cobrar por descarga" a "lo vamos a agregar a nuestro modelo tarifario"?

Para mí esta situación tiene cara de necesidad comercial manejada de mal manera ante los clientes. ¿Qué costaba justificar desde un inicio el cobro por descarga como una meta del negocio? Si vemos en línea de tiempo la implementación de esta modalidad con una óptica de objetivos comerciales, la cosa se entiende mejor.

No había necesidad de confundir a los clientes con pseudoexplicaciones técnicas para tratar de cumplir una meta comercial. Al fin y al cabo, las operadoras están en esto por negocio y es de esperar que quieran maximizar ganancias. Eso creo que lo entendemos todos.

Lo que no llego a comprender es que las operadoras insistan que son los clientes los culpables –con un uso abusivo del Internet móvil– del mal desempeño del servicio. Entonces, ¿por qué vendieron la cantidad de smartphones que ofertaron durante estos años? ¿Por qué incentivaron a los clientes a estar siempre conectados, a consumir datos con servicios de películas y videos por demanda y a habilitar los teléfonos inteligentes como hotspots inalámbricos?

Y mientras tanto, la Sutel se alinea con las operadoras usando un discurso similar: "los usuarios deben aprender la cultura para el buen uso de la plataforma tecnológica" –s egún dijo La presidenta del consejo de Sutel, Mariliana Mendez en ADN Hoy el lunes anterior.

Creo que antes de solicitar un cambio de cultura a los clientes de las telefónicas, Sutel debería primero presentar de una buena vez el estudio de calidad en el servicio de Internet móvil que prometió para finales del 2013 y desconocemos su avance seis meses después.

Digo yo.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

La Nación: Cobro por descarga en Internet móvil: ¿Se vale cambiar de discurso?

Otros posts

Últimas noticias